• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Dilma Rousseff criticó los constantes ataques que recibe de la oposición en Brasil.

Dilma Rousseff criticó los constantes ataques que recibe de la oposición en Brasil. | Foto: EFE

Publicado 16 septiembre 2015

La mandataria brasileña aseguró que la actual situación es común en muchos países, incluso en las potencias mundiales como el caso de Estados Unidos, y que sin embargo, han salido de la crisis económica. 

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff aseguró este miércoles, que “su país es mucho mayor que una nota de crédito”, en relación a la decisión de la agencia Standard & Poor's, de rebajar de la calificación de la deuda brasileña al nivel de "bono basura". 

Durante una entrevista en una radio local de Sao Paulo, la mandataria expresó que “muchos países en esta década pasaron por situaciones difíciles y tuvieron sus notas de riesgo rebajadas. Ya pasó con Estados Unidos, con Francia, Italia, España y ahora pasa con Brasil”.

Rousseff recordó que su Gobierno está tomando medidas para lograr el crecimiento económico en el país suramericano, al tiempo que destacó que “Brasil también es mucho mayor que su nota y, así como todos han vuelto a crecer, Brasil volverá a crecer”. 

Lea también: ¿Qué hay detrás de la campaña desestabilizadora en Brasil?

Señaló que las coyunturas que están sucediendo en Brasil se deben a circunstancias globales, por lo que recordó que el gigante de Latinoamérica es la “séptima economía del mundo y por eso vamos a atravesar este período de crisis que muchos países ya pasaron y que intentamos evitar por todos los medios, aunque no fue posible”, sostuvo. 

La jefa de Estado brasileña apuntó que el país “logrará el reequilibrio fiscal" a través de las medidas implementadas por su Gobierno, con el fin de estimular las inversiones y recuperar las tasas de empleo. 

Por otra parte, Rousseff rechazó nuevamente los llamados de la oposición en Brasil a impulsar juicios en su contra por estar involucrada presuntamente en actos de corrupción, por el caso de Petrobras. 

“En los países que pasaron por dificultades, no se vio a nadie proponiendo la ruptura democrática como forma de salida a la crisis. Eso es querer utilizar la crisis como un mecanismo para llegar al poder por medio de una versión moderna del golpe”, agregó la Presidenta de Brasil. 

Lea también: Lula lanzará su candidatura a la presidencia de Brasil en 2018

En contexto

La oposición brasileña ha denunciado a Dilma Rousseff por el caso de corrupción, entre ellos el excandidato presidencial, Aécio Neves, quien ha declarado públicamente que no cuenta con las pruebas contra la mandataria. 
Luis Inacio Da Silva, quien pretende postularse a las elecciones presidenciales de 2018, también ha sido señalado por el caso. 
50 legisladores del Senado y la Cámara están siendo investigados por su presunta vinculación en el hecho de corrupción.
Diversos políticos y miembros de otros sectores han denunciado que tales acusaciones son maniobras de la derecha para provocar un derrocamiento del Ejecutivo constitucional de Rousseff. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.