• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Dahl tuvo una vida difícil y tal vez fue eso lo que forjó su personalidad como escritor de obras para niños.

Dahl tuvo una vida difícil y tal vez fue eso lo que forjó su personalidad como escritor de obras para niños. | Foto: Getty Images

Publicado 13 septiembre 2017

El novelista británico Roald Dahl alcanzó el éxito con sus cuentos para niños, pero su vida estuvo marcada por hechos para nada inocentes. 

Este 13 de septiembre se cumplen 100 años del nacimiento del escritor británico Roald Dalh, quien se dedicó a escribir para adultos y para niños, y popularizar historias como Charlie y la fábrica de chocolates y Matilda. 

Para Dahl, todo escritor de ficción de tener una imaginación viva, debe ser perfeccionista, tener una gran autodisciplina, sentido de humor, sobre todo, si lo hará para niños; cierto grado de humildad y ser capaz de que lo narrado cobre vida en la mente del lector. 

>> León Tolstói

Todas estas cualidades las tenía el novelista, pero además, nunca se dio por vencido en medio de una vida llena de hechos desafortunados que iniciaron cuando quedó huérfano y se fue a vivir con sus tías, que abusaron de él, lo esclavizaron y maltrataron. 

Su perseverancia lo llevó a sacar a flote su carrera como escritor. Pero también, fue piloto de combate durante la II Guerra Mundial, sobrevivió a un accidente cuando su avión se estrelló en el desierto de Libia, fue agente de la inteligencia británica en Estados Unidos y estuvo vinculado con numerosos romances. 

Además, una hija murió a causa de una vacuna contra el sarampión, un hijo fue atropellado por un taxi y sufrió terribles heridas y su mujer, la actriz Patricia Neal (Oscar por Hud), sobrevivió a tres embolias con graves afectaciones. Luego de superar la adversidad, Dahl y Neal se divorciaron. 

Sus cuentos para adultos fueron publicados por New Yorker, Playboy, Harper's, Tomorrow o Ladies' Home Journal con un éxito modesto, sin embargo, sus libros infantiles, aunque criticados, fueron publicados por una editorial británica en 1967 y alcanzaron el éxito. 

Su pasado oscuro y polémico no le impidió dedicarse a la escritura para niños, que plantea como “una conspiración contra los adultos”, pero sí lo llevó a crear obras con argumentos originales y un prodigioso sentido del humor que puede llegar a verse como cruel. 

Los lectores se preguntan si los aspectos de su personalidad deberían empañar su labor como novelista. Quizá la respuesta la podamos encontrar en cita del escritor Gabriel García Márquez: "un escritor puede escribir lo que le de la gana siempre que sea capaz de hacerlo creer".

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.