• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los estadounidenses volvieron a transitar las calles con normalidad, aunque continúan las bajas temperaturas (Foto:EFE)

    Los estadounidenses volvieron a transitar las calles con normalidad, aunque continúan las bajas temperaturas (Foto:EFE)

Publicado 30 enero 2014

La tormenta de nieve “León” que ha azotado a varios estados al sureste de Estado Unidos, pareció dar una tregua este jueves a los habitantes de Atlanta, Louisiana, Missisipi, Alabama, Florida y Carolina del Norte y del Sur, Virginia quienes disfrutaron de un cálido clima, luego de soportar un temporal invernal que dejó al menos 13 muertos, unos cien heridos, canceló miles de vuelos y colapsó el tráfico en su totalidad.

La corresponsal de teleSUR en Estados Unidos, Esther Yáñez reportó que durante el día se pudo ver sol en las regiones afectadas por la tormenta y temperaturas atípicas, “la nieve ha comenzado a derretirse y poco a poco los estados de Virginia, las dos Carolinas, Georgia, Louisiana y Missisipi, han vuelto paulatinamente a la normalidad”.

Tras decretar el estado de emergencia por las bajas temperaturas causadas por el invierno, y la advertencia del Servicio Meteorológico del país que informó que la sensación térmica llegaba a 34 grados bajo cero, “la estampa de las ciudades afectadas, era la normalidad, hemos visto servicios de limpieza en la carreteras para que pudiera fluir el tráfico”, detalló la periodista.

Agregó que la sorpresa del día fue Atlanta, la capital de Georgia “ donde vimos miles de carros varados o abandonados en las carreteras, después de que el día de ayer (miércoles) la tormenta causara más de mil 200 accidentes de tránsito, pero sus conductores hoy (jueves) volvían por esos carros”.

La reportera refirió por otro lado, las reacciones del alcalde de Atlanta Kasim Reed, y al gobernador de Georgia Nathan Deal, quienes ante el desastre ocasionado por la tormenta “pidieron disculpas a la ciudadanía, por la falta de previsión. No es normal que en el sureste de Estados Unidos ocurran estas tormentas de tal magnitud, y los estados no estaban preparados”, acotó.

En este sentido las autoridades se comprometieron con los estadounidenses a tomar todas las previsiones necesarias para que esto no vuelva a ocurrir, “no nevaba en Atlanta desde 2011”, dijo la corresponsal.

Este miércoles, se registraron temperaturas de cero grados centígrados, nevadas atípicas y congelamientos de transitadas autopistas que generó el caos en la región sur de EE.UU.

Tanto en Georgia, zonas de Luisiana, Alabama y en Carolina del Norte y del Sur las escuelas permanecerían cerradas. Muchos estudiantes se refugiaron con sus maestros en gimnasios de escuelas y conductores abandonaron sus autos a lo largo de la carretera para buscar albergue en iglesias, estaciones de bomberos y hasta en supermercados.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.