• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 21 noviembre 2014

Los republicanos mantienen vivo el conflicto con el presidente Barack Obama en el tema migratorio. Este viernes el líder republicano John Boehner advirtió que las medidas tomadas por el mandatario “animarán a más personas a venir aquí ilegalmente”.

El líder republicano de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, John Boehner, advirtió que las medidas ejecutivas anunciadas por el presidente de ese país, Barack Obama, para regularizar a cinco millones de indocumentados, incrementarán la inmigración ilegal y saboteó las posibilidades de una legislación bipartidista.

Las acciones de Obama "animarán a más personas a venir aquí ilegalmente y poner sus vidas en riesgo", indicó Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, en una comparecencia ante la prensa este viernes.

El republicano recordó la crisis migratoria a raíz de la llegada masiva de menores no acompañados, procedentes en su mayoría de Centroamérica y pronosticó que "el próximo verano puede ser peor".

(Obama) "ha elegido deliberadamente sabotear cualquier posibilidad de promulgar las reformas bipartidistas que dice buscar", enfatizó.

El Senado, de mayoría demócrata, aprobó un proyecto de ley para una reforma migratoria en junio de 2013 pero no ha sido sometido a votación en la Cámara de Representantes, instancia del poder legislativo donde los republicanos tienen la mayoría desde 2010.

El jefe de Estado de EE. UU. anunció en junio pasado que tomaría una decisión sobre el tema migratorio. En un discurso desde la Casa Blanca este jueves, dio a conocer sus medidas que beneficiarán a 5 de los más de 11 millones de indocumentados que residen en territorio estadounidense, siempre que tengan más de cinco años en el país y con hijos ciudadanos o residentes legales.

Pese a que Obama indicó que su intención es que el sistema de inmigración sea más justo y más adecuado, este proyecto restringe cada vez más la entrada a migrantes al país.

Las nuevas medidas parecieran que busca cambiar la percepción que tiene la gente por su baja en la popularidad, tras las recientes elecciones legislativas.

Se trata de una medida de carácter temporal, ya que la acción ejecutiva del Presidente de EE.UU. no tiene rango de ley.

Lea también: ¿Qué pasará con los migrantes luego del discurso de Obama?


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.