• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En Estados Unidos viven unos 11 millones de indocumentados. (Foto: La Prensa)

En Estados Unidos viven unos 11 millones de indocumentados. (Foto: La Prensa) | Foto: La Prensa

Publicado 20 noviembre 2014

Obama anunció un paquete de medidas ejecutivas que beneficiarían a unos 5 millones de personas indocumentadas, en su mayoría provenientes de Latinoamérica. De acuerdo al plan del presidente norteamericano, estos indocumentados deben tener niños que sean ciudadanos o residentes legales y pagar impuestos.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, anunció desde la Casa Blanca una serie de medidas ejecutivas que podrían beneficiar a unos 5 de los 11 millones de indocumentados que viven en ese país.

En su discurso de este jueves, el mandatario expresó que “quien tenga niños que sean ciudadanos o residentes legales en Estados Unidos podrán quedarse en el país si pagan sus impuestos legalmente”, decisión que beneficiaría directamente a cerca de 5 millones de personas indocumentadas, en su mayoría latinoamericanos. Además, se requiere que demuestren que llevan en el país desde antes del 1 de enero de 2010 y carecen de antecedentes criminales.

De acuerdo al plan de Obama, estos indocumentados evitarán la amenaza de la deportación por tres años y obtendrán un permiso de trabajo.

"Sé que algunos de los críticos de esta medida la llaman amnistía. Bueno, no lo es. Amnistía es el sistema migratorio que tenemos actualmente, donde millones de personas viven aquí sin pagar sus impuestos o someterse a nuestras reglas, donde los políticos usan este asunto para asustar a los ciudadanos y buscar votos", defendió Obama ante los señalamientos de la oposición republicana.

El jefe de Estado aclaró que el plan “no aplica a quien pueda venir a EE.UU. ilegalmente en el futuro. No otorga la ciudadanía, o el derecho a quedarse permanentemente, ni ofrece los mismos beneficios que reciben los ciudadanos. Sólo el Congreso puede hacer eso. Todo lo que estamos diciendo es que no los vamos a deportar".

"No dejen que el desacuerdo sobre un solo asunto imposibilite cualquier acuerdo en otra materia (...) el Congreso no debería volver a provocar un cierre de Gobierno sólo porque discrepe en este tema. Los estadounidenses están cansados del bloqueo", advirtió Obama a los republicanos, quienes podrían responder a las medidas migratorias forzando una nueva parálisis administrativa del Gobierno federal el año próximo.

El paquete de medidas migratorias de Obama anunciado este jueves es la mayor acción de este tipo desde la que decretó en 1986 el entonces presidente republicano, Ronald Reagan.

Contexto

Más de 11 millones de indocumentados viven en Estados Unidos y esperan que la reforma migratoria los legalize.

La reforma migratoria se mantiene estancada en el Congreso debido a que la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se ha negado a debatir el proyecto aprobado por el Senado de mayoría demócrata, el cual contempla la posibilidad de que los inmigrantes sin autorización opten a la naturalización.

La política de Estados Unidos hacia los inmigrantes indocumentados perjudica especialmente a las mujeres -separándolas de los niños y dejándolas sin apoyo-, haciendo más difícil mantener a sus familias. Una forma muy particular de perjuicio es el físico y la inmediata amenaza a la vida corporal y la salud, ya que las mujeres indocumentadas son especialmente vulnerables a la violencia y no pueden conseguir ayuda legal.

Los millones de migrantes esperan que el presidente Barack Obama cumpla el compromiso de ejecutar un proyecto migratorio integral, que puede estar lejos de la aprobación tras la derrota electoral de los demócratas en el Senado.

Datos oficiales revelan que cada año unos 200 mil extranjeros indocumentados cruzan la frontera de México en su travesía para llegar a Estados Unidos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.