• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 20 octubre 2015

Dos de las desaparecidas halladas este martes trabajaban en el cafetín del Palacio de Justicia, la tercera víctima frecuentaba el lugar esporádicamente.

Cristina del Pilar Guarín Cortés, una de las víctimas halladas este martes en el cementerio Jardines de Paz, al norte de Bogotá, era funcionaria del cafetín del Palacio de Justicia colombiano, al igual que Lucy Amparo Oviedo. Sus restos fueron encontrados en dos cajas que la Fiscalía General tenía embaladas.

Con los ingresos del cafetín, ambas mujeres mantenían sus hogares y se ayudaban a costear sus estudios, publicó El Tiempo.

Cortés era licenciada en historia y geografía de la Universidad Pedagógica Nacional y estaba por realizar un postgrado en ciencias de la educación.

Lee: Identifican restos de desaparecidas en Colombia hace 30 años

La musa para la obra del dramaturgo colombiano, Miguel Torres 'La siempreviva' fue Cristina Guarín,  en la que detalla el drama de los desaparecidos del Palacio de Justicia y que pasó a ser una de las muestras actorales más importantes del teatro colombiano.

Tras 20 años de haberse estrenado la obra, Torres conoció a los padres de Cristina, José Guarín y Elsa Cortés, a través del abogado Eduardo Umaña, en 2014.

“Era una familia grande, como de siete hermanos. Su hija trabajaba en la cafetería, como cajera, sustituyendo a una empleada que había pedido permiso por embarazo. Julieta (el nombre del personaje en la obra) también era una muchacha que está estudiando derecho y que tiene que pagar sus estudios trabajando”, dijo Torres a El Tiempo.

Lee también: Búsqueda de desaparecidos en Colombia será un trabajo de años

En su relato, recordó cómo en 1993 “la señora me llevó hasta el cuarto de Cristina, hasta la puesta, y me dijo: 'Así lo dejó el día que se fue el seis de noviembre por la mañana a trabajar. Era su último día porque iba a entregar el puesto'. También me contó que cada vez que sonaba el teléfono, cada vez que tocaban la puerta, ella pensaba que era Cristina”.

El día de la toma, Luz Mary Portela León, se disponía a ir al despacho del presidente de la Corte de la época, Alfonso Reyes Echandía. Ella era visitante esporádica del Palacio.

La tercera víctima, Lucy Amparo Oviedo Bonilla, salió junto con los rehenes que fueron evacuados a la casa del Museo del Florero o a las clínicas, arrojaron las investigaciones. Oviedo entró al Palacio para cumplir su jornada en el local de comidas, en horas de la mañana.

Estas tres víctimas, forman parte de las 17 personas que se encontraban en el Palacio de Justicia al momento de la toma en 1985. Este hecho incidió en que la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenara al Estado colombiano en diciembre de 2014.

Sepa más: Las alarmantes cifras de los desaparecidos en Colombia

Vea: Colombia: familiares de desaparecidos en retoma de 1985 piden justicia


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.