• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los problemas que enfrenta el país reavivaron el debate de los españoles para instaurar una III República.

Los problemas que enfrenta el país reavivaron el debate de los españoles para instaurar una III República. | Foto: EFE

Publicado 14 abril 2017

Hoy se conmemora el 86 aniversario de la proclamación de la Segunda República, derrocada por el golpe de Estado encabezado por Francisco Franco en 1936.

El 14 de abril de 1931 se proclamaba en España la II República, que sustituyó la monarquía y representó una victoria popular debido a que posteriormente en la Guerra Civil se resistieron los ataques del bando “nacionalista” liderado por Francisco Franco.

El momento histórico que representó una transición hacia la democracia en España, fue sepultado cinco años después, en 1936 por un golpe de Estado perpetrado por Franco contra el gobierno democrático de la República, convirtiéndose después en una guerra civil y posterior dictadura de casi 40 años.

86 años después de la proclamación, el país enfrenta una crisis económica, la antipatía política de la sociedad española debido a los casos de corrupción de la élite político-económica así como un aumento de la desaprobación de la institución monárquica española, lo que hace preguntar a los españoles si realmente hay algo que celebrar.

España de la actualidad


La crisis económica que vive en España dio sus primeras manifestaciones en el año 2008, aunque no fue hasta un año más tarde que se agudizó. Una de las consecuencias más visibles ha sido el paro, la cual fue la causante de las más profundas reformas que ha experimentado el país desde los años 80.

Con la proclamación de la II República, las palabras soberanía, libertad y poder del pueblo resonaban durante las celebraciones,  en la actualidad, dichas palabras se ven ensombrecidas con la política de recortes sociales aplicadas por el jefe de Gobierno, Mariano Rajoy, siguiendo las directrices de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En el año 2016, el país tenía un 50 por ciento de desempleo juvenil y el 20 por ciento de los trabajadores españoles estaban bajo la pobreza.

España posee una deuda pública récord histórica al alcanzar los 955.275 millones de euros, lo que supone un incremento de 4.464 millones (un 0,47 por ciento) con respecto a diciembre de 2016, según cifras oficiales.

>> España ingresa de frente al mercado de la guerra

Por otra parte, la Comisión Europea (CE) en su Informe España 2017 alerta que los altos niveles de desigualdad, pobreza y exclusión social en la nación están "entre los más elevados de la Unión Europea (UE)".

La CE apunta en su informe que España tiene “progresos limitados” en lo laboral, critica la falta de coordinación de los servicios sociales y la falta de avances en educación.

Asimismo, el documento Los niños de la austeridad (Children of austerity) presentado esta semana por Unicef reveló que España es el tercer país de la Unión Europea (UE) que tiene las tasas más altas de pobreza infantil (40 por ciento). Entre 2008 y 2014 aumentó nueve puntos porcentuales.

La pobreza incrementó notablemente en 56 por ciento en los hogares españoles más pobres, es decir, en aquellos donde viven cuatro personas (dos adultos y dos niños) con menos de 700 euros al mes.

¿Es posible una III República?


La proclamación de una III República es para muchos la alternativa para el Estado Monárquico, al cual está ligado al neoliberalismo conservador.

La monarquía española es parlamentaria según la Constitución de 1978 con Felipe VI como rey. El Congreso elige al presidente del Gobierno, que en la actualidad es Mariano Rajoy, de la corriente centro derecha (Partido Popular).

En el sistema político español ha dominado tradicionalmente el bipartidismo, con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Popular (PP),que se repartían el total de los votos del padrón electoral. 

Sin embargo, en las últimas elecciones, el partido Podemos, partido de izquierda y antiausteridad, ha estado avanzando en el terreno político, con lo que los analistas han hablado de un desgaste del bipartidismo.

El actual gobierno español sostiene que su monarquía parlamentaria es democrática porque son los ciudadanos quienes deciden a sus representantes en el Parlamento. 

>> Felipe VI y Rajoy reciben a canciller cubano en Madrid

En una encuesta realizada en el año 2014 por el diario El País, un 62 por ciento se mostraba a favor de  convocar "en algún momento" un referendo para decidir si España conserva la monarquía o vuelve a ser una república.

En junio de 2014, tras la abdicación del Rey, los españoles se volcaron a las calles para rechazar la proclamación de Felipe VI y a través de las redes sociales surgió la convocatoria para exigir un referendo que les permitiera votar entre monarquía o república.

Pero la consulta popular fue rechazada por el Parlamento con 274 votos del Partido Popular (PP), el oficial Partido Socialista Obrero Español (PSOE), y la Unión Progreso y Democracia (UPD). Sin embargo, desde entonces el debate se abrió en la calle y en la actualidad los españoles siguen exigiendo la destitución de la monarquía. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.