• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 18 noviembre 2015

Los tentáculos de la política intervencionista de EE.UU. ha llegado a las petroleras estatales de países latinoamericanos con el objetivo de retomar el control de los recursos naturales.

Los documentos proporcionados por el informático Edward Snowden a The Intercept y teleSUR comprueban que Estados Unidos (EE.UU.) espió al menos 10 mil funcionarios de la estatal petrolera venezolana, PDVSA.

La Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (ANS), junto con la ayuda de la embajada de ese país norteamericano en Venezuela, espió las comunicaciones internas, correos electrónicos, perfiles de empleados, incluso a Rafael Ramírez quien para ese entonces presidió la industria petrolera.

EXCLUSIVO: Documentos de Snowden revelan que la NSA espió a PDVSA

Este hecho se repitió en 2013 cuando los servicios de inteligencia de la Casa Blanca también espiaron a la petrolera brasileña Petrobras.

En septiembre de ese año, el canal de televisión Globo confirmó y reveló la información sobre la base de documentos entregados por el exanalista de la ANS al periodista Glenn Greenwald, columnista del diario The Guardian.

Cuando la noticia salió a la luz pública, el medio de comunicación brasileño argumentó que los documentos mostrados corresponden a un curso impartido por la NSA a sus agentes y presuntamente para entrenarlos a espiar empresas. Analizaron que el nombre de Petrobras aparece en varios de esos cursos, lo que “contradice la afirmación de la NSA de que el espionaje no tiene objetivos económicos o comerciales”.

En claves: Cómo EE.UU. espió a PDVSA

La televisora brasileña también reveló que las comunicaciones de la presidenta Dilma Rousseff fueron intervenidas. En los informes, figuraba la pregunta “Brasil, ¿aliado, enemigo o problema?”, seguido de la reflexión de que el crecimiento de Brasil generaba dudas en el mundo diplomático internacional en relación con EE.UU.

Este miércoles la abogada estadounidense, Eva Golinger analizó que las estatales petroleras de América Latina representan un interés estratégico a los EE.UU. que buscan recuperar el control de los recursos. Y al igual que en el caso brasileño, la escritora se preguntó hasta qué punto EE.UU. penetró en los datos del alto Gobierno venezolano, “¿Habrían escuchado las llamadas del Presidente?. Lanzan acusaciones basadas en informantes anónimos que no revelan pruebas contundentes”. 

Sepa más: Maduro levantará nota de protesta contra EE.UU. por espionaje


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.