• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los brasileños caminarán por las principales ciudades del país para expresar una vez más su respaldo a la presidenta Dilma Rousseff.

Los brasileños caminarán por las principales ciudades del país para expresar una vez más su respaldo a la presidenta Dilma Rousseff. | Foto: Archivo

Publicado 13 noviembre 2015

Las amenazas contra la institucionalidad democrática, los intereses de algunas élites dentro de Petrobras y el repudio contra Eduardo Cunha, serán algunos de los reclamos que se pondrán de manifiesto en varias ciudades del país suramericano.

Movimientos sociales y partidos políticos se movilizan este viernes en Brasil para defender la democracia, rechazar el interés de privatizar a la estatal petrolera Petrobras y exigir la destitución del líder de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

Más de 70 organizaciones populares, estudiantiles e indígenas, se unirán al Frente Brasil Popular (FBP) para marchar por varias ciudades del gigante suramericano y expresar su repudio a las recientes acciones desestabilizadoras promovidas por la extrema derecha del país.

La decisión de salir a las calles fue asumida el pasado 26 de octubre en una reunión del FBP celebrada en la Confederación Nacional de Trabajadores del Ramo Financiero (Contraf-CUT) en Sao Paulo.

De acuerdo a la ruta de manifestación, se tiene previsto que cientos de jóvenes de la Unión Brasileña de los Estudiantes de la Enseñanza Media (UBES), caminen hasta el Congreso Nacional en Brasilia (capital).

Lea también: Crisis en Brasil: Petrobras y la lógica del ajuste

Por otra parte, en Sao Paulo los miembros del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), encabezarán el recorrido para elevar sus reclamos.

Ante este panorama, el representante de la Central Única de Trabajadores (CUT), Vagner Freitas, aseveró a medios locales que saldrán a las calles para exigir respeto y abortar cualquier tentativa golpista ante la arremetida conservadora, liderada por Cunha, que intenta reducir los derechos de los trabajadores y atacar los principios de la democracia para deslegitimar a la jefa de Estado, Dilma Rousseff.

Freitas denunció también que el líder de la Cámara de Diputados no tiene condiciones ni moral para mantenerse en ese puesto, debido a su comprobada implicación en el escándalo de corrupción en Petrobras y por tener cuentas bancarias no declaradas en Suiza.

Lea también: Analista: Eduardo Cuhna tiene todo en su contra en Brasil

En contexto:
Por tercera ocasión en este año los brasileños deciden volcarse a las calles para respaldar a la presidenta Rousseff y rechazar cualquier intento desestabilizador contra la principal empresa del país, la estatal petrolera Petrobras.
El pasado 23 de marzo organizaciones sociales, sindicatos y asociaciones estudiantiles, encabezaron una gran movilización contra las intensiones golpistas de la derecha y ante el escándalo de corrupción que envolvió a Petrobras.
Posteriormente, el 20 de agosto de este mismo año, cerca de cinco mil manifestantes caminaron hasta la plaza Boca Maldita, en la capital de Paraná, mientras otros mil 200 trabajadores afiliados a la CUT hicieron lo propio para exigir el fin de los ataques contra el gobierno.

Lea también: Brasil: ¿Puede el Partido de los Trabajadores superar la crisis actual?


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.