• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Frente al posible impeachment contra Dilma, ruralistas presentaron su propuesta al presidente interino.

Frente al posible impeachment contra Dilma, ruralistas presentaron su propuesta al presidente interino. | Foto: EFE

Publicado 18 mayo 2016

La propuesta fue presentada por el Frente Parlamentar de Agropecuaria, que pretende articular con Michel Temer la conformación de un nuevo gabinete, tras la aplicación del impeachment contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

El Frente Parlamentar de Agropecuaria (FPA), en el marco del proceso de impeachment contra la mandataria brasileña Dilma Rousseff, propuso al presidente interino Michel Temer usar las Fuerzas Armadas de ese país para reprimir conflictos agrarios en áreas rurales. 

>> Gobierno de Temer entrega Brasil a los banqueros y empresarios

El FPA busca articular con Temer la conformación del nuevo gabinete y pautar la agenda de un posible gobierno sucesorio del presidente interino, siempre y cuando se concrete el apartamiento de Dilma Rousseff.

Los diputados buscan influenciar a Temer en relación con la nominación de posibles nuevos ministros, además de reivindicar un nombre directamente ligado al sector para liderar la agricultura.

>> Ecuador llama a consulta a su embajador en Brasil

En este sentido, la bancada ruralista también pretende tener un espacio en el Ministerio de Hacienda y de Justicia de esa nación para servir, según un medio local, a los intereses de los grandes propietarios de tierras en Brasil.

En conjunto con una serie de entidades del agronegocio, la bancada ruralista prepara un documento público que será entregado a Temer.

Frente al posible impeachment contra Dilma, ruralistas y favorables a la mano dura presentaron su propuesta al presidente interino.

En contexto

Temer pasó a ser el presidente interino de Brasil luego de que la mandataria de ese país, Dilma Rousseff, elegida con 54 millones de votos populares, fuera separada de su cargo por al menos seis meses para enfrentar un juicio político, pese a que no existen pruebas en su contra.

El Senado aprobó el proceso de impeachment en la madrugada del 12 de mayo con 55 votos a favor, 22 en contra y 1 abstención (de 78 de los 81 miembros del cuerpo colegiado).

En este período las autoridades brasileñas se encargarán de encontrar las pruebas contra la mandataria que no fueron presentadas ni en la Cámara baja ni en el Senado. 

La acusación contra Rousseff es la supuesta violación de normas fiscales al presuntamente incurrir en maniobras contables "ilegales" para "maquillar" los resultados del gobierno en 2014 y 2015, modificar los presupuestos mediante decretos, acumular deudas y contratar créditos con la banca pública.

>>  Dilma condena ataque racista contra joven haitiano en Brasil


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.