• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Peña Nieto aseguró que con la reforma se garantiza el abastecimiento de energía a todo México. (EFE)

Peña Nieto aseguró que con la reforma se garantiza el abastecimiento de energía a todo México. (EFE) | Foto: EFE

Publicado 11 agosto 2014

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, promulgó este lunes desde el Palacio Nacional el paquete de las 21 leyes secundarias que componen la Reforma Energética.

A partir de este lunes entró en vigencia la polémica Reforma Energética en México. El presidente Enrique Peña Nieto promulgó un paquete de 21 leyes que, según ha asegurado el mandatario, incrementaría el número de empleos y la inversión extranjera.

Pese a las multitudes que se han pronunciado en contra de las leyes, el miércoles pasado el Congreso de la Unión aprobó la totalidad de las normativas, dejando el camino abierto a Peña Nieto para su promulgación.

Durante su discurso de este lunes en el Palacio Nacional, Peña Nieto expuso 10 puntos que se llevarán a cabo en los próximos meses.

Entre las medidas destacó que para el mes de septiembre se pondrán en marcha la creación de un fondo del petróleo y un fondo público para promover la inversión en la industria energética.

"Se establecerán las bases para administrar con eficiencia los recursos de la renta petrolera y abastecer de energía a todas las zonas del país", dijo Peña Nieto, quien además aseguró que es un "momento histórico para el país".

El nuevo estatuto permite el desembarco de empresas privadas nacionales e internacionales en el negocio de hidrocarburos y energía eléctrica, después de más de 75 años de estar en poder del Estado a través de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, se alistó desde el año pasado para presentar ante el Congreso de su país una propuesta que implicó modificar la Constitución, a fin de que las principales petroleras privadas vuelvan a tener participación en los yacimientos de crudo.

La iniciativa ha generado polémica, pues mientras el Gobierno defiende que podría atraer miles de millones de dólares en inversiones y reforzar la imagen de México; los detractores insisten en que el fin a largo plazo es la privatización del capital petrolero, además de daños irremediables al medio ambiente.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.