El Gobierno costarricense declaró el martes una alerta amarilla para la provincia de Guanacaste, en el noroeste del país, debido al registro de un déficit del 50 por ciento de lluvias, durante la época de invierno que comenzó en abril." />
  • Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Luis Guillermo Solís realizó inspección en la zona afectada. (Archivo)

Luis Guillermo Solís realizó inspección en la zona afectada. (Archivo)

Publicado 23 julio 2014

El Gobierno costarricense declaró el martes una alerta amarilla para la provincia de Guanacaste, en el noroeste del país, debido al registro de un déficit del 50 por ciento de lluvias, durante la época de invierno que comenzó en abril.

Como "sumamente grave" calificó el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, la sequía que está afectando a la provincia de Guanacaste, en el noroeste del país.

"En Guanacaste la situación es sumamente grave. Cuando uno sobrevuela, además de un viento que no es propio de esta época, se ve ya en una buena parte de los terrenos una sequía más que manifiesta", expresó Solís en una conferencia de prensa en la ciudad de Liberia.

El Gobierno costarricense declaró el martes una alerta amarilla para la provincia de Guanacaste debido al registro de un déficit del 50 por ciento de lluvias, durante la época de invierno que comenzó en abril.

En lo que va del mes de julio, solo ha llovido apenas el 1,3 por ciento del promedio histórico de este mes en la región, una de las principales zonas ganaderas, agrícolas y turísticas de Costa Rica, por lo que el presidente advirtió de que este tipo de situaciones son consecuencia del cambio climático y afirmó que Costa Rica se debe preparar porque continuará sufriendo periodos de alternancia de los fenómenos de El Niño y La Niña.

En vista de la situación, el mandatario se encuentra desde este miércoles realizando una gira por esa provincia para evaluar la situación y participar en los actos de celebración del 190 aniversario de la anexión del Partido de Nicoya (ahora Guanacaste) a Costa Rica, que se conmemora el 25 de julio.

Datos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) destacan que desde inicios de año se han llevado a cabo medidas preventivas, pero no se ha logrado evitar la pérdida de dos mil 118 hectáreas de cultivos agrícolas, que ascienden hasta la fecha a unos 13 millones de dólares y a unos 6,5 millones de dólares en el sector pecuario.

Además, las autoridades reportan una reducción en la capacidad de crecimiento de los pastos de hasta un 75 por ciento, una pérdida en leche que ronda los 5,8 millones de litros, 25 toneladas de carne y de 2,4 toneladas en la apicultura.

Con la declaración de emergencia, el despacho que se encarga de la actividad agrícola en Costa Rica, dará apoyo a los agricultores y ganaderos, mientras el estatal Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) trabajará en la construcción de pozos de agua y distribución de líquido en comunidades que lo requieran.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.