• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El jefe de la Casa Civil es lo que en otros países se conoce como jefe de Gabinete o ministro de Presidencia.

El jefe de la Casa Civil es lo que en otros países se conoce como jefe de Gabinete o ministro de Presidencia. | Foto: Reuters

Publicado 17 marzo 2016





El expresidente Lula da Silva fue designado ministro de la Casa Civil y su posesión será en el Palacio de Planalto, sede de la presidencia de Brasil.

La toma de posesión del expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, como ministro de la Casa Civil del Gobierno de Dilma Rousseff se realizará este jueves, 17 de marzo, en el Palacio del Planalto, sede de la presidencia de Brasil.

La información fue confirmada por la Secretaria de Comunicación Social (Secom) de la Presidencia de la República y ocurre tras la designación de el miércoles.

Tras el anuncio, opositores se acercaron a las afueras de la sede de la presidencia de Brasil para rechazar la designación de Lula da Silva como ministro de Casa Civil. 

>> Rousseff afirma que Lula fortalece su gobierno

El cargo de ministro de la Casa Civil es el más importante del Ejecutivo brasileño y de mayor confianza. Además, es la primera vez que un expresidente brasileño asume como ministro de uno de sus sucesores. 

Lula sustituirá a Jaques Wagner, quien estará al frente de una secretaría ejecutiva y tomará las riendas de la estrategia política del Gobierno.  

En contexto

Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del PT en este caso para solicitar su destitución.

A juicio del periodista y sociólogo brasileño Laurindo Leal, la derecha de su país está jugando todas sus cartas para sacar del poder al Partido de los Trabajadores (PT), tras el anuncio que hizo el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva de volver a lanzarse como candidato en las próximas elecciones. La oposición implementa acciones como el querer vincular a Rousseff y a Da Silva en el caso de corrupción de Petrobras, pero sus acciones no han salido como lo esperaban.

Así quedó demostrado luego de que la comisión parlamentaria brasileña, encargada de la investigación de corrupción en la petrolera estatal, eximiera a ambos líderes de toda responsabilidad en el caso al no encontrar pruebas en su contra.  


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.