• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los maestros de la  Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) han protagonizado varias protestas en rechazo a las elecciones.

Los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) han protagonizado varias protestas en rechazo a las elecciones. | Foto: EFE

Publicado 5 junio 2015

Este 7 de junio, 83 millones de mexicanos están convocados a participar en las elecciones federales para elegir mil 996 cargos. Sin embargo, la corrupción de las autoridades e instituciones, la impunidad, la falta de respuesta ante las demandas del sector educativo y el caso no resuelto de los 43 normalistas de Ayotzinapa, son los estandartes en los cuales se basan los ciudadanos para rechazar estos comicios.

Múltiples protestas sociales han precedido las elecciones federales en México, debido a que gran parte de la población mexicana rechaza la realización de estos comicios y amenazan con un boicot.

Sus razones son sólidas. Desde la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, en septiembre pasado, se han revelado los nexos de los políticos con el crimen organizado. Asimismo, a raíz de este suceso otros casos de desapariciones forzadas salieron a la superficie y se puso en evidencia la impunidad que reina en el Estado.

Estos son los motivos de los mexicanos para boicotear las elecciones:


Corrupción y desconfianza

La corrupción de los partidos políticos ha creado desconfianza de los ciudadanos ante autoridades e instituciones, al punto de preferir no acudira a las elecciones. 

Un sondeo publicado en diciembre pasado por el Centro de Opinión Pública (COP) de la Universidad del Valle de México reveló que los ciudadanos no confían en las estructuras de gobierno y los cuerpos policiales del país.

Mientras que en una encuesta reciente, publicada en el libro "Anatomía de la Corrupción" de la analista política María Amparo Casar, el 90 por ciento de los mexicanos consideró que los partidos políticos son corruptos.

Además, muchos ciudadanos aseguran que las elecciones son una farsa, debido a que la mayoría de los candidatos mantienen presuntos vínculos con el crimen organizado.

Impunidad

Desapariciones, asesinatos y fosas comunes. La falta de interés del Gobierno para hacer justicia ante estos delitos está entre las principales causas por las cuales los mexicanos rechazan las elecciones.

Se calcula que unas 23 mil 600 personas están desaparecidas en todo el país, según estadísticas del Gobierno mexicano. Solo en 2014 desaparecieron unas cinco mil 133 personas, lo que lo ubica en el año en el que más ciudadanos desaparecieron. 

"La impunidad sigue siendo la norma, con el 98,3 por ciento de los crímenes que han quedado impunes en 2013, según las estadísticas del Gobierno mexicano", de acuerdo a una investigación de 'The Intercept'.

En el texto también se hace mención de un informe del Departamento de Estado de EE.UU. acerca de los derechos humanos en México, en el cual se señala la implicación de la Policía y los militares en hechos violatorios: homicidios, maltratos físicos, torturas y desapariciones.

Falta de respuestas a los maestros

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) es una de la organizaciones que más se opone a la elecciones. Sus miembros amenazan con boicotear los comicios si el presidente Enrique Peña Nieto no cumple sus demandas.

Entre las peticiones de los maestros están: la aparición con vida de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero, la gratuidad de la educación, un aumento salarial del 100 por ciento y la cancelación de la reforma educativa promulgada en 2013.

Su principal bandera es la derogación de la reforma educativa. En este reglamento, se establece como uno de los puntos principales, que los profesores deben ser evaluados periódicamente, para determinar su permanencia en el cargo, los ascensos y los incrementos salariales. 

La CNTE considera que las pruebas tienen como objetivo permitir los despidos, y además consideran que probablemente esta medida no tome en cuenta las difíciles condiciones en las que se trabaja en las regiones más pobres del país, especialmente en el sur.

Caso Ayotzinapa 

Desde la desaparición hace 8 meses de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, en Iguala (Guerrero, sur mexicano), quedó al descubierto que los gobiernos locales son cómplices del crimen organizado.

La investigación del caso reveló que el exalcalde de Iguala ordenó a la policía detener a los estudiantes y entregarlos al grupo criminal Guerreros Unidos, con el cual la familia de su esposa, María de los Ángeles Pinea, estaría implicada.

Los 43 jóvenes fueron fueron atacados por agentes policiales, quienes luego los entregaron a un grupo criminal que presuntamente los había asesinado y calcinado. Hasta la fecha 42 de ellos permanecen desaparecidos, mientras que los restos de uno, Alexander Mora, fueron encontrados en un basurero del municipio Cocula.

En Claves → Elecciones federales México 2015


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.