• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las islas del Caribe aún no se recuperan del paso del huracán Irma, y los escombros aumentan la cantidad de material distribuido por los rápidos vientos.

Las islas del Caribe aún no se recuperan del paso del huracán Irma, y los escombros aumentan la cantidad de material distribuido por los rápidos vientos. | Foto: EFE

Publicado 20 septiembre 2017

El calentamiento de los mares es un factor que promueve la formación de huracanes y este año las temperaturas son anormalmente altas. 

A solo dos semanas del paso del huracán Irma por el Caribe, el ciclón María sigue los pasos de su antecesor y los expertos pronostican que María tendrá un efecto devastador.

Uno de los principales problemas con el huracán María es que ganó fuerza con mucha rapidez. Pasó de categoría tres a cinco en pocas horas y esto sorprendió a la isla de Dominica donde dejó siete muertes.

Un factor que explica el rápido desarrollo  de los huracanes es que las temperaturas superficiales del mar que rodea la isla son anormalmente altas por un margen de entre uno o dos grados, explicó el meteorólogo del servicio del clima de la BBC, Steve Cleaton.

Fuente: The Weather Channel

A esto se suman factores como los vientos locales leves: "Cuando hay vientos fuertes, estos tienen el potencial de destruir el ciclón en formación pero si son leves ayudan a que se forme, como cuando soplas una vela para hacer crecer la llama", explicó Cleaton.

Igualmente, las altas temperaturas del mar alimentan la formación de huracanes y ayudan a que estos contengan más agua, elevando el nivel de las lluvias.

Otro factor que hace a María potencialmente peligroso para el Caribe es que la región está lidiando con la gran cantidad de agua que trajo Irma.

Fuente: Centro Nacional de Huracanes de EE.UU./ BBC

 

El experto añadió que en las costas de las islas la marea puede alcanzar los tres y cuatro metros.

A esto, dice el experto, debe añadirse la cantidad de basura y escombros que aún están en las playas y calles de las islas que no se recuperan de Irma, la cantidad de material distribuido por los veloces vientos del huracán María es aún mayor.

El experto aseguró que durante esta temporada de huracanes las tormentas tropicales que se mueven hacia el oeste tienen más probabilidades de ganar energía suficiente para intensificarse y convertirse en huracanes.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.