• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Departamento de Policía invirtió 175 mil dólares para reforzar su armamento y equipos antidisturbios (EFE)

El Departamento de Policía invirtió 175 mil dólares para reforzar su armamento y equipos antidisturbios (EFE) | Foto: EFE

Publicado 25 noviembre 2014

La corresponsal de teleSUR en el lugar de los acontecimientos, Francesca Emanuele, precisó que los agentes de seguridad poseen armamento de alto calibre y utilizan gases lacrimógenos para reducir las protestas

Luego de conocerse el veredicto del tribunal de Ferguson (condado de San Luis, estado de Misuri, centro-este de EE.UU,) por el asesinato del joven afroamericano, Michael Brown, numerosos manifestantes salieron a las calles en rechazo a la decisión.

El Gran Jurado que llevaba el caso determinó que no existían razones suficientes para determinar la culpabilidad del agente policial Darren Wilson en el asesinato del joven Michael Brown, ocurrido el pasado 9 de agosto.

Dicha decisión permite al funcionario policial quedar en libertad plena y sin cargos criminales; situación que generó malestar entre los manifestantes y activistas defensores de Derechos Humanos y la igualdad racial.

Según el reporte de la corresponsal de teleSUR en Ferguson, Francesca Emanuele, al menos dos vehículos policiales fueron encendidos durante las protestas; en donde los agentes seguridad portan armamento “de alto calibre, cascos y escudos”.

Hasta el momento dos vehículos fueron encendidos durante la represión de manifestantes; mientras que los comercios cerraron sus puertas al público “por miedo a los manifestantes” según Emanuele.

De igual forma los manifestantes de Ferguson han resistido los ataques policiales y permanecen en las calles en demanda por justicia para el asesinato del joven Brown.

El pasado viernes el gran jurado se reunió sin poder alcanzar consenso sobre la posibilidad de presentar cargos contra el oficial Darren Wilson, el policía blanco que disparó a Michael Brown el 9 de agosto.

En contexto:
El pasado 17 de noviembre, el gobernador de Missouri, Jay Nixon, declaró estado de emergencia en esa región para evitar que se desarrollaran movilizaciones de calle en rechazo al fallo de un jurado por la muerte del joven afroamericano Michael Brown, tras un ataque policial. Las movilizaciones e infinitas de los habitantes de Ferguson han sido comunes desde la muerte del joven, también conocido como Mike.
El suceso, que no es el primero de este tipo, pone de relieve las tensiones raciales entre la policía local, compuesta en su mayoría por agentes blancos, y la comunidad de Ferguson, dominada por los negros.
El activista Kenny Nero, desde Estados Unidos (EE.UU.) tras el veredicto que apuntó que no hay suficientes pruebas para acusar al policía que mató al joven afrodescendiente Michael Brown, enfatizó que “no me sorprenden los resultados”, sobre lo que insistió en la necesidad de  reformar no sólo a la policía local sino en el resto del país estadounidense para la búsqueda de una verdadera justicia.

Vea también: Algunos casos de violencia por racismo en Estados Unidos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.