• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 6 marzo 2015
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

Venezuela acogerá este viernes en Caracas la IX Cumbre Extraordinaria de Petrocaribe para impulsar la agenda multilateral de la alianza.

La IX Cumbre Extraordinaria de Petrocaribe iniciará este viernes en Caracas (capital venezolana) en donde las delegaciones de los países miembros de la alianza debatirán sobre los avances en el fortalecimiento de la cooperación regional.

La empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) anunció que el encuentro se centrará en impulsar "la agenda multilateral, con énfasis en el avance del mecanismo en materia de integración, cooperación, desarrollo socioeconómico, entre otros temas".

Asimismo, se informó que el encuentro será encabezado por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, la canciller Delcy Rodríguez; el ministro de Petróleo y Minería, Asdrúbal Chávez; y la secretaria ejecutiva de Petrocaribe, Yllermina Celis. 

Participarán unas 17 delegaciones de los Estados miembros del mecanismo energético impulsado por el líder de la Revolución Bolivariana, Comandante Hugo Chávez.

Con este encuentro regional, Venezuela ratifica su respaldo a este iniciativa que trasciende lo energético y tocas aspectos como el social, cultural, económico y político.

La Cumbre Extraordinaria coincidirá con la visita de una delegación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), integrada por los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador, para apoyar la democracia venezolana.

Petrocaribe: un espacio común

Petrocaribe es una iniciativa de cooperación energética creada por el Comandante Hugo Chávez, sustentada en los principios de comercio justo, complementación, solidaridad, justicia social y la voluntad común de combatir las asimetrías, sirviendo como alternativa real para los países en desarrollo del Caribe de tener un acceso seguro y confiable a diversas fuentes de energía.

El bloque fue creado el 29 de junio de 2005 en Puerto La Cruz, Venezuela, en el Primer Encuentro Energético de Jefes de Estado y de Gobierno del Caribe, cita en donde inicialmente 14 países de la región estamparon su firma para constituirlo, en el Acuerdo de Cooperación Energética.

Bajo este organismo multilateral se coordinan y articulan las políticas de energía, incluyendo petróleo y sus derivados, gas, electricidad, uso eficiente de la misma, cooperación tecnológica, capacitación, desarrollo de infraestructura energética, así como el aprovechamiento de fuentes alternas, tales como la energía eólica y solar.

Actualmente, Petrocaribe cuenta con 19 países signatarios:

Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y Las Granadinas, Surinam y la República Bolivariana de Venezuela.

Importancia de Petrocaribe

Este bloque contiene una considerable importancia estratégica para la comunidad caribeña, debido a su ubicación geográfica y su importante legado histórico.

Su creación sentó un precedente político y un estímulo para la integración de América Latina y el Caribe, en contraposición con instrumentos de corte colonial como el Acuerdo de Libre Comercio para las Américas (ALCA).

Los Estados miembros de Petrocaribe reciben crudo venezolano en condiciones preferenciales. La escala de financiamiento se encuentra entre 5 y 50 por ciento de la factura petrolera, tomando como referencia el precio de los hidrocarburos. Igualmente extiende el período de gracia para el financiamiento de uno a dos años y prevé una extensión del período de pago de 17 a 25 años, reduciendo el interés a 1 por ciento, si el precio del petróleo supera los 40 dólares por barril.

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) entrega más de 100 mil barriles de crudo por día y desde su creación en 2005 los países signatarios han recibido 301 millones de barriles de petróleo. (Datos hasta noviembre de 2014).

El acuerdo de Petrocaribe provee espacio a los países para desarrollar sus economías. Los fondos han contribuído a implementar proyectos de infraestructura y programas sociales a través del Fondo ALBA-Caribe. Hasta el momento hay más de 69 proyectos sociales con una inversión de 106 millones de dólares.

En Santa Lucía, por ejemplo, los beneficios de Petrocaribe han mejorado la calidad de vida de las madres solteras. A través del programa SMILES, las madres solteras reciben entrenamiento en servicios turísticos. También, tienen un programa que estimula a los jóvenes a incorporarse a las actividades agrícolas, ya que la edad promedio del campesino en ese país es de 60 años.

Por otra parte, el Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela -mecanismo de intercambio especial- se tradujo en beneficios médicos, educativos y culturales para la población venezolana, como la Misión Barrio Adentro (salud) , Misión Ribas, Ribas Técnica y Misión Robinson (educación). Además, la formación de talento humano en diversas áreas como el turismo, deportes, agricultura y tecnología.

Gracias a ese convenio, Venezuela cuenta con una de las redes de atención de salud primaria gratuita más consolidadas de América Latina y el Caribe, en la que participan alrededor de 40 mil colaboradores cubanos.

Compensación Comercial

Otros países ven beneficiadas sus economías por un mecanismo de compensación comercial, que está siendo implementado por cuatro países que ofrecen diversos productos como intercambio.

Jamaica: Clinker (componente del cemento).

Guyana: Arroz blanco y arroz paddy.

Nicaragua: Productos lácteos, azúcar, aceite, café, caraotas, carnes, semillas de caraotas, novillos, vaquillas.

República Dominicana: Azúcar líquida, caraotas, pastas alimenticias.

Al cierre del primer cuatrimestre de 2014, de acuerdo al último informe de gestión de Petrocaribe, se ha compensado hasta la fecha un total de dos mil 732 millones de dólares, entre los países anteriormente mencionados; este monto equivale a dos millones 203 mil 272 toneladas métricas de productos y un total 111 mil 931 unidades de varios tipos de animales.

Amenaza imperial

El 26 de enero se llevó a cabo la Iniciativa de Seguridad Energética para el Caribe (CECI) en Washington, bajo el auspicio del Gobierno de Barack Obama. Los 17 países del Caribe asistentes -12 de ellos socios de Petrocaribe-, fueron instados a que acepten inversiones privadas, ayudas financieras y reduzcan a futuro la “dependencia” del crudo proveniente de Venezuela, país que no fue invitado al encuentro.

Con esta iniciativa, Estados Unidos intentan fragmentar Petrocaribe para que las transnacionales retomen el control total de los suministros de crudo en la región.

Para tales fines, el vicepresidente de los EE.UU., Joe Biden, se reunió con los ministros y representantes de los países de América Latina y el Caribe asistentes, y aludió que en Venezuela se produciría un golpe de Estado y posteriormente se eliminaría Petrocaribe, de acuerdo a una denuncia del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro.

Biden "se reunió con los gobiernos del Caribe y a todos les dijo que el Gobierno de Venezuela iba a ser derrocado, que iba a caer. Lo dijo Biden, que Petrocaribe iba a desaparecer, que era el momento que dejaran sola a Venezuela", reveló Maduro a principios de febrero desde el Palacio de Miraflores.

Debido a la producción de petróleo de esquisto, Estados Unidos ha elevado su producción de crudo, y están buscando nuevos mercados, como el Caribe. Sin embargo, la propuesta de Washington de retomar la hegemonía contrasta con los principios de solidaridad e integración regional que definen a Petrocaribe.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.