• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Que de cada tierra se eleve una única voz: no a la guerra y a la violencia y sí al diálogo y a la paz", aseveró el Pontífice.

"Que de cada tierra se eleve una única voz: no a la guerra y a la violencia y sí al diálogo y a la paz", aseveró el Pontífice. | Foto: Reuters

Publicado 9 agosto 2015

Tras su rezo dominical el papa Francisco aseguró que el bombardeo atómico estadounidense en Hiroshima y Nagasaki “se ha convertido en un símbolo del desmesurado poder destructivo”.

El papa Francisco pidió este domingo prohibir en el mundo las armas nucleares y afirmó que "con la guerra siempre se pierde. El único modo de ganar una guerra es no hacerla", a propósito de conmemorarse el aniversario 70 del bombardeo nuclear estadounidense contra las ciudades de Hiroshima y Nagasaki.

Conozca aquí→ Hiroshima y Nagasaki "Misterios de la Historia"

Tras su oración semanal del Ángelus frente a la multitud en la Plaza San Pedro, el Sumo Pontífice aseguró que los hechos en Japón durante la II Guerra Mundial son “un perenne llamamiento” para que la humanidad acabe con las armas.

"Hace 70 años, el 6 y el 9 de agosto de 1945, se produjeron los tremendos bombardeos atómicos en Hiroshima y Nagasaki. Después de tanto tiempo, este trágico evento suscita aún horror y repulsión".

Vea nuestro especial multimedia→ Hiroshima y Nagasaki a siete décadas de la bomba atómica

Asimismo, señaló que el bombardeo nuclear estadounidense que dejó más de 80 mil víctimas en Japón, “se ha convertido en un símbolo del desmesurado poder destructivo del hombre cuando hace un uso perverso de los progresos de la ciencia y de la técnica y constituye un llamamiento perenne a la humanidad, para que repudie para siempre la guerra y acabe con las armas nucleares y de destrucción masiva".

Entérese→ Invitan a Obama a ver efectos de bombardeos atómicos en Japón

El máximo líder de la iglesia católica pidió “comprometernos por la paz” y "difundir en el mundo una ética de fraternidad y un clima de serena convivencia entre los pueblos".

En contexto
EE.UU. lanzó el primer ataque nuclear de la historia sobre la ciudad de Hiroshima el 6 de agosto de 1945 y tres días después lanzó una segunda bomba atómica sobre Nagasaki, lo que condujo a la capitulación de Japón el 15 de agosto y el fin a la II Guerra Mundial.
El artefacto lanzado sobre el norte de esta última ciudad portuaria, terminó al instante con la vida de unos 80 mil ciudadanos e hizo que miles más murieran en años siguientes a causa de la radiación.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.