• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El papa saludó la asistencia al Partido por la Paz. (Foto: Reuters)

El papa saludó la asistencia al Partido por la Paz. (Foto: Reuters) | Foto: Reuters

Publicado 1 septiembre 2014

El papa destacó la posibilidad de los creyentes de "mantener su identidad" en el deporte. "La religión debe ser un vehículo para la paz, no el odio", añadió.

El papa Francisco dio este lunes su bendición a un "partido interreligioso por la paz" y exaltó ante las estrellas del fútbol "la cultura del reencuentro y de los valores universales" que trasciende las religiones y las diferencias.

Francisco pronunció estas palabras ante la leyenda del fútbol argentino Diego Maradona, los italianos Gianluigi Buffon y Andrea Pirlo, el francés David Trezeguet, el ucraniano Andreï Shevchenko, el israelí Yossi Benayoun y el ghanés Sulley Muntari, entre otros, reunidos en el Vaticano para la ocasión inédita del Partido por la Paz.

"Lealtad, compartir, recibir, el diálogo y la confianza en el otro", fueron los valores que el argentino Jorge Bergoglio pidió a los jugadores que transmitieran, antes de disputar un partido en el Estadio Olímpico de Roma (18h45 GMT).

A pesar de ser el promotor del mismo, según fuentes vaticanas el papa no estará en el estadio y no tiene previsto seguir el partido por televisión.

"El fútbol es un ejemplo de coexistencia que permite excluir toda discriminación de raza, de lengua y de religión", insistió Francisco.

Sin referirse a los numerosos conflictos en ocasiones debido a rivalidades religiosas existentes en el mundo, el papa destacó la posibilidad de los creyentes de "mantener su identidad" en el deporte. "La religión debe ser un vehículo para la paz, no el odio", añadió.

El papa reiteró a los futbolistas su invitación para que sean modelos a seguir por los jóvenes "tanto dentro como fuera de los estadios".

En esta ocasión el argentino no optó por la improvisación, ciñéndose a un discurso breve y clásico en un ambiente un tanto frío, con los jugadores algo desubicados en la enorme sala Pablo VI.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.