• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Publicado 21 marzo 2016



El presidente estadounidense dice que aún no se puede levantar el bloqueo porque requiere tener una mayoría en el Congreso y en el Senado y no la tiene.

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Barack Obama, pidió nuevamente al Congreso levantar el bloqueo contra Cuba, a menos de un año para dejar la presidencia y sin ofrecer medidas sólidas que puedan conducir a esa decisión. 

Obama aseguró que han avanzado en la normalización de las relaciones entre ambos países, pero levantar el bloqueo que permanece desde hace más de 50 años "no se hace de la noche a la mañana". 

El Ejecutivo estadounidense se excusó diciendo que "levantar un bloqueo requiere tener una mayoría en el Congreso y en el Senado". Prometió que el bloqueo acabará, pero no sabe cuándo. 

>> Las mejores fotos de Obama en Cuba 

Cada vez que se le preguntaba sobre el levantamiento del bloqueo, Obama se refería a los avances alcanzados hasta ahora y solo dijo concretamente que de seguro eso se logre, pero luego de que termine su mandato. 

El jefe de Estado agradeció al pueblo de Cuba por haberlo recibido y expresó su alegría por probar platos típicos de la isla y por haber tenido la oportunidad de recorrer La Habana. 

>> Cuba recibe al presidente Barack Obama

Asimismo, destacó que el acercamiento entre ambas naciones definitivamente renueva la relación diplomática y dijo sentirse complacido por la conversación que sostuvo este lunes con su homólogo cubano, Raúl Castro, a quien manifestó su deseo por mejorar prontamente el clima entre ambos países. 

No obstante, recordó que cinco décadas de divorcio no se puede resolver de la noche a la mañana, pues las diferencias continúan presentes. Al mismo tiempo, reconoció el desarrollo y progreso de Cuba. 

Aceptó soberanía de Cuba 

Obama reconoció que Cuba es un país soberano y que su futuro político está en manos de sus ciudadanos. A su juicio, EE.UU. solo se pronuncia "a favor de la democracia".

Expresó que el encuentro con el presidente Raúl Castro le permitió discutir temas relacionados con las garantías de los derechos humanos, a la protección del ambiente y el papel de las naciones en la lucha contra el cáncer y la erradicación de vectores que transmiten virus como el Zika. 

"Hoy avanzamos en muchos frentes en cuanto a la normalización de las relaciones (...) Es importante que ahora los estadounidenses tengan más oportunidad de venir a Cuba a interactuar. Trabajaremos en incrementar los vuelos este mismo año y también en el restablecimiento de los cruceros y ferris", explicó.

>> ¿Por qué Obama utiliza la simbología cubana en su visita? 

Obama anunció que este año se promoverá un diálogo sobre derechos humanos en la isla que contará con la asistencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Asimismo, saludó la iniciativa del Gobierno cubano por eliminar el impuesto de 10 por ciento aplicado por el cambio de moneda en este país. "Tenemos que ser mejores socios", dijo. 

Llamado al congreso 

El mandatario estadounidense solicitó nuevamente al Congreso de su país el levantamiento del bloqueo a Cuba e indicó que "estamos listos para asumir mayores negociaciones". 

"Estamos trabajando en medidas que alivien el bloqueo y estamos tomando las medidas, es así que hemos podido incrementar los viajes y se ha realizado el intercambio en materia educativa. Hemos incentivado el entrenamiento de profesores cubanos en nuestro país para que aprendan el idioma", agregó. 

También aprovechó la ocasión para invitar a Cuba a participar en la Cumbre por el Cambio Climático que se desarrollará próximamente en Washington.

Felicitó a los médicos cubanos 

En su discurso el mandatario norteamericano saludó y felicitó a los médicos cubanos. "Quisiera felicitarlos y rendir un tributo a los médicos que acompañaron a los nuestros en África, brindando ayuda a nuestros profesionales", mencionó. 

Por otro lado, aseguró que aunque los sistemas de gobiernos de ambas naciones son diferentes, "están avanzando y no mirando atrás, porque no vemos a Cuba como una amenaza a los EE.UU. (...) espero que esta visita les indique que creemos en la democracia, en la libertad de expresión, en la libertad de religión". 

Aseguró que su interés está en que los ciudadanos cubanos puedan estudiar en EE.UU. y que los norteamericanos puedan visitar la isla e, incluso, tener negocios en línea para el desarrollo de ambos países. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.