• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Obama aseveró que todos los estadounidenses merecen igualdad de trato y respeto.

Obama aseveró que todos los estadounidenses merecen igualdad de trato y respeto. | Foto: EFE

Publicado 12 julio 2016

En el funeral de los policías asesinados en Dallas, Barack Obama pidió a los estadounidenses ser honestos y desterrar el racismo.

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Barack Obama, admitió este martes que el tiroteo en Dallas el pasado 7 de julio, que dejó cinco policías muertos, "expuso las más profundas grietas de la democracia" de ese país.

Durante el funeral de los cinco policías asesinados a manos de un francotirador, Obama sostuvo que el país no está tan divido. "Estoy hoy aquí, en Dallas, para decir que debemos rechazar esta desesperación. Estoy aquí para insistir en que no estamos tan divididos como parece. Lo sé porque conozco Estados Unidos y sé lo lejos que hemos llegado contra todo pronóstico".

>> En video: policía de EE.UU. asesina a joven afroamericano

En este sentido, preguntó si "una comunidad afroamericana que se siente injustamente atacada y una Policía que es injustamente criminalizada por hacer su trabajo pueden llegar a entenderse".

El mandatario estadounidense recordó a los dos afrodescendientes que fallecieron la semana pasada a manos de policías blancos. Sus muertes reavivaron las protestas contra la violencia racial en todo el país. En una de esas manifestaciones, la de Dallas, ocurrió el tiroteo que asesinó a los cinco agentes.

"Hoy, en este acto, veo a gente que está en duelo por los cinco policías que hemos perdido pero también a las apenadas familias de Alton Sterling y Philando Castile", recordó Obama.

El presidente norteamericano aseguró que todos los estadounidenses merecen igualdad de trato y respeto. "Da igual si eres blanco, negro, hispano o indígena. Todos hemos vusto esta intolerancia en nuestras vidas e incluso en nuestros corazones".

En contexto

El 6 de julio un policía de Falcon Heights (Minnesota) asesinó a Philando Castile, un afroamericano de 32 años. Un día antes, Alton Sterling, un hombre de 37 años que vendía CDs en la localidad de Baton Rouge, Luisiana, murió a manos de dos agentes que le dispararon cuando ya había sido reducido.

Ambos incidentes fueron grabados por testigos y las imágenes se difundieron ampliamente en las redes sociales.
 
Estos dos últimos sucesos agravaron la herida racial del país y la desconfianza de las minorías hacia las fuerzas policiales y reavivaron las protestas contra el racismo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.