• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El desastre acabó con la vida de 19 brasileños.

El desastre acabó con la vida de 19 brasileños. | Foto: EFE

Publicado 6 julio 2016

El desastre de la ciudad de Mariana es considerada la tragedia ambiental propiciada por el hombre más grande de la historia de Brasil.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) elogió la decisión emitida por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)  de Brasil de suspender el acuerdo que mantenía el Gobierno con las empresas mineras Samarco, Vale y BHP Billiton, debido al desastre ambiental en la ciudad de Mariana, del estado de Minas Gerais, al sudeste de Brasil, ocurrida en noviembre del 2015.

"El acuerdo ignora los derechos humanos de las víctimas y su suspensión el 1 de julio es una oportunidad perfecta para llevar a cabo una revisión integral basada en los derechos humanos de las reparaciones y compensación, con la transparencia y la participación pública," afirmaron los expertos de la ONU a través de un comunicado emitido en Ginebra, Suiza.

>>Impunes responsables de la mayor tragedia ambiental en Brasil

Según la ONU, el acuerdo suspendido "dispuso la creación de una fundación privada para llevar a cabo diversos programas de compensación e indemnización en los próximos 15 años".

Los expertos, sin embargo, "expresaron su preocupación por la deplorable falta de transparencia y la participación de las víctimas en el proceso de negociación".

>>Más del 65% de los brasileños desconfía de Michel Temer

"Si se hubiera establecido, la empresa minera tendría el poder de decidir sobre la compensación para ser entregada a las poblaciones afectadas, sin ninguna posibilidad de que tales decisiones pudieran resultar afectadas o apeladas". alertaron. 

Según los expertos, "la quiebra de la presa en Mariana en noviembre de 2015 "liberó alrededor de 50 millones de toneladas de mineral de hierro de residuos, supuestamente el aumento de los niveles de muchas sustancias tóxicas en un curso de aproximadamente 700 km de varios ríos, incluyendo el vitales Rio Doce".

Denunciaron que "la vida de 6 millones de personas se vió gravemente afectada, mientras que muchas casas y pueblos fueron enterrados o destruidos, y las fuentes esenciales de agua estaban contaminados". 

"Los suministros de alimentos y agua para los pueblos indígenas y las comunidades locales fueron seriamente comprometidos", expresaron. 

Los expertos de la ONU recordaron que el Ministerio Publico estimó que los costos de los daños son 25 veces más altos que la cantidad considerada en el acuerdo original. 

"Tanto los gastos de proporcionar plena reparación e indemnización de todas las víctimas serán colosal y pueden ser los más grandes en términos de agua y saneamiento", advirtió el relator Especial de la ONU sobre el Derecho Humano al Agua y Saneamiento, Léo Heller.

"Aprovechando la oportunidad de la suspensión, los términos del acuerdo debe prever las medidas adecuadas para garantizar que no habrá suficientes recursos para todos los proyectos", concluyeron. 

En contexto

El desastre ocurrido el 5 de noviembre en el que se liberó lodo tóxico al río Doce es el peor desastre ambiental minero ocurrido en Brasil. El lodo incluso llegó al Atlántico después de recorrer 650 kilómetros.

La vida a las orillas y en las profundidades del río se extinguió. Y dos semanas después de la rotura de un dique de contención de la minera Samarco, el saldo fue de 19 personas muertas y millares de desamparados en el municipio de Mariana, en Minas Gerais. El lodo también llegó a la playa de Regencia, en el estado de Espíritu Santo, una importante área de corales.

El suministro de agua potable para 250 mil personas allí asentadas fue cortado por la cantidad de barro y de la presencia de metales como arsenio, cadmio, plomo, cromo, níquel, cobre y mercurio, que sobrepasaba los límites legalmente permitido para el consumo humano.

La riada de lodo fue consecuencia de la ruptura de un dique que contenía 62 millones de metros cúbicos en depósitos de agua y de residuos minerales de Samarco, en el municipio de Mariana, en el sudeste de Brasil.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.