• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Dilma prefiere esta vez que la represente su abogado defensor.

Dilma prefiere esta vez que la represente su abogado defensor. | Foto: Archivo teleSUR

Publicado 6 julio 2016

Su abogado defensor presentará los argumentos frente a los senadores. Ella no está obligada a asistir. 

Después de ser suspendida de su cargo de presidenta el pasado mes de mayo, hasta ahora a la mandataria brasileña Dilma Rousseff no se le han podido demostrar pruebas en su contra, pese a los muchos intentos de la oposición. 

La mandataria decidió que no comparecerá este miércoles ante la comisión de juicio político del Senado, y en su lugar estará su defensa liderada por su abogado, el exministro de Justicia José Eduardo Cardozo. Tampoco estaba obligada legalmente a presentarse. 

Rousseff presentará por escrito su defensa ante el Senado

El 12 de mayo pasado, acusada de manipulación de las cuentas públicas para esconder el déficit y garantizarse la reelección en 2014, Dilma fue apartada de su cargo tras votaciones en la Cámara de Diputados y en el Senado, en medio de denuncias de un "golpe institucional" encabezado por el actual presidente interino, Michel Temer, que era su vicepresidente.

Por ello las expectativas de las últimas semanas sobre la posibilidad de que la suspendida presidenta acudiera en persona a defenderse durante el interrogatorio de la comisión especial, pero sus asesores le recomendaron no hacerlo, y se espera que Cardozo lea hoy una declaración de la mandataria, si bien estará imposibilitado de responder preguntas en su nombre.

Si se mantiene el curso del proceso, el juicio final a Dilma debería ocurrir a fines de agosto, justo después de que terminen los Juegos Olímpicos, a cuya inauguración ella será invitada, para presenciar la apertura desde el palco destinado a los expresidentes, y será Temer el encargado de la inauguración en el estadio Maracaná.

Dilma declarada inocente por cargos de maniobras fiscales

Dilma puede ser destituida en una votación final en el pleno del Senado el próximo mes si la moción en su contra recibe el apoyo de dos tercios, es decir, 54 de los 81 senadores y para su Partido de los Trabajadores (PT), la decisión de la comisión que debe recomendar o rechazar el impeachment ya está decidida porque entre sus 21 miembros cuenta con una amplia mayoría de senadores que se oponen a Dilma y respaldan el gobierno de Temer.

La última fase del impeachment será encabezada en el Senado por el titular del Supremo Tribunal Federal (STF), Ricardo Lewankowski, que presidirá las tres votaciones que hacen falta para que la cámara llegue a una decisión y de confirmarse la destitución de la Presidenta, Temer asumiría el poder por el resto del mandato actual, que vence el 31 de diciembre de 2018.

¿Qué sigue tras el juicio político de Dilma Rousseff?

Sin pruebas en su contra

Rousseff ha sido declarada inocente (de una de las cinco acusaciones) por los técnicos del Senado de Brasil, que determinaron que no cometió atrasos premeditados en los pagos a los bancos públicos y no existen pruebas de que la presidenta participara en las maniobras fiscales, una de las supuestas causas que llevaron la apertura del juicio político que se tramita contra ella en la Cámara Alta.

Ese propio estudio afirma que Dilma no participó de "pedaladas fiscales", y a partir de los peritos se decretó que tres de los cuatros créditos suplementarios sin aval del Congreso eran irregulares y tuvieron impacto en la meta fiscal y no se encontraron acciones directas por parte de la jefa de Estado suspendida que hayan contribuido al atraso de 3.5 millones de reales (1 millón 036 mil 390 dólares) en pago a los bancos públicos por parte del Tesoro Nacional brasileño".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.