• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La organización tiene como socio al Departamento de Estado de EE.UU y a la Usaid.

La organización tiene como socio al Departamento de Estado de EE.UU y a la Usaid. | Foto: Archivo

Publicado 13 marzo 2017

La Organización "No Gubernamental" es financiada por el Gobierno estadounidense y busca debilitar gobiernos que se oponen a sus directrices políticas. 

El 31 de enero de 2017, en el informe anual de la organización Freedom House, se declaró por primera vez a Venezuela como un país “no libre”. La mencionada ONG realizó una serie de señalamientos graves para criminalizar al país suramericano en el ámbito internacional.

La organización, junto con la USAID, NED y otros organismos “no gubernamentales” financiados por Estados Unidos (EE.UU.), busca desestabilizar gobiernos progresistas e impulsar sus intereses económicos, políticos y sociales.  

¿Qué es Freedom House?


La Organización Freedom House, de acuerdo con el portal Misión Verdad, es una de las agencias intelectuales y propagandísticas que el Gobierno estadounidense utilizó para el diseño y la creación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Desde su origen ha buscado contrarrestar la influencia de la Unión Soviética en el mundo. Tras el fin de la Guerra Fría se encargó de promover el neoliberalismo económico.

>> ONG, las nuevas caras de la invasión de América Latina

Su papel principal ha sido el de formar y financiar disidentes, captar intelectuales y partidos políticos, así como contribuir en campañas de propaganda con el objetivo de debilitar a los gobiernos que se oponen a las directrices políticas de EE.UU.

La organización recibe un 80 por ciento de su financiamiento del Departamento de Estado de EE.UU. y de la  Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por su sigla en inglés).

La principal publicación de Freedom House es el informe sobre la libertad en el mundo, que compara supuestos estándares de "derechos políticos" y "libertades civiles" en todos los países.

En Venezuela, según varias investigaciones, su trabajo ha sido enfocado en preparar política y financieramente a la oposición de ese país, así como financiar distintas ONG, tal como el Foro Penal, un bufete de abogados que se encargó de defender a los actores de la violencia política ocurrida en el país en 2014.

La ONG Súmate en Venezuela, financiada por EE.UU, actuó directamente en el golpe de Estado de 2002 
El dato: El informe de Freedom House se publica anualmente desde 1972. Tiene puntuaciones y comentarios sobre el estado de la democracia de los países del mundo. El método de evaluación es otorgar un número del 1 (más libre) al 7 (menos libre) en diferentes categorías.

Durante la década de 2000, la organización fue dirigida por James Woolsey, exdirector de la CIA.

Se conoce también que mantiene conexiones con distintas organizaciones que forman parte del sistema político económico y financiero mundial, como las Naciones Unidas (ONU), el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), entre otros, que la toman como referencia al momento de tomar determinadas acciones contra un país.

>> Informe revela violaciones a los DD.HH. de EE.UU. en otros países

Esto quiere decir que, tanto las sanciones financieras como otras acciones, tienen como referencia las calificaciones emitidas mediante los informes de la Freedom House, quien impone la credibilidad y la forma en que es percibido un determinado país.

Criterios de calificación de Freedom House


Freedom House sigue ciertos criterios para determinar los niveles de “democracia” de un país, uno de ellos depende de la afinidad política que tenga este con el Gobierno de Estados Unidos.

En el período 2005-2006 Freedom House hizo señalamientos sobre el Gobierno de Hugo Chávez porque este promovía "políticas anti-EE.UU., anti libre comercio, al tiempo que ha estrechado sus vínculos con Cuba y los grupos de izquierda en el hemisferio”.

Desde entonces, la organización ha realizado valoraciones negativas e infundadas hacia el país, como la "no existencia" de libertad de prensa o las supuestas violaciones a los derechos humanos en el país.

Por tal motivo, la organización ha hecho llamamientos para promover una intervención internacional en Venezuela.

En un documento publicado por la organización "Venezuela se quita la careta democrática", en la que se critica nuevamente al país, la organización convoca a la "acción internacional" contra esa nación. De acuerdo con su criterio, "la comunidad internacional tampoco ha hecho lo suficiente” por el país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.