• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Plaza La Fe, en la capital nicaragüense, está engalanada para la celebración.

Plaza La Fe, en la capital nicaragüense, está engalanada para la celebración. | Foto: EFE

Publicado 19 julio 2016

Los nicaragüenses celebran el derrocamiento de la dictadura de los Somoza, que abrió una etapa de cambios profundos en Nicaragua y Latinoamérica.

Miles de nicaragüenses celebran este martes en la Plaza de la Fe Juan Pablo II, de Managua, el 37 aniversario de la Revolución Sandinista que derrocó la dictadura de los Somoza en Nicaragua.

El festejo se realiza junto al mandatario Daniel Ortega, la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, e invitados internacionales como los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y el vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

En su intervención Sánchez Cerén aseguró que el triunfo de la Revolución Sandinista hace 37 años ayudó a la liberación de toda América Latina. "Conmemoramos una gesta heroica, un ejemplo de dignidad, qe abrió una nueva era de justicia y libertad", expresó.

Los nicaragüenses llegaron a Managua en autobuses, camiones, camionetas, vehículos y motocicletas para participar de esta celebración que recuerda la lucha contra la dictadura somocista (1937-1979).

Pantallas gigantes, banderas rojinegras del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y azul y blanca del pabellón nacional, junto con los lumínicos Arboles de la Vida sobresalen en el paisaje de la ciudad.

>> En Nicaragua 37 por 19 iguala la democratización, la igualdad y la justicia

En contexto

El 19 de julio de 1979 el FSLN puso fin a la dictadura de Anastasio Somoza Debayle, el último de esa familia que ocupó el poder, y desde entonces emprendió una serie de cambios trascendentales en el país, como una campaña de alfabetización y una reforma agraria, entre otras acciones revolucionarias. 

Sin embargo, el FSLN perdió en las elecciones en 1990 ante una coalición que reunió a todas las fuerzas políticas opositoras.

Diecisiete años después, por la vía de las urnas, el Frente retornó al gobierno para iniciar una segunda etapa que muestra cambios sustanciales en todos los órdenes, aplaudidos y reconocidos por diversos países y organismos internacionales.

Actualmente, Nicaragua es considerado uno de los países más estables y seguros de la región, al tiempo que está en condiciones de despuntar como una de las economías más importantes de Centroamérica.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.