• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Diversos estudios han demostrado los efectos dañinos de consumir una hamburguesa.

Diversos estudios han demostrado los efectos dañinos de consumir una hamburguesa. | Foto: EFE

Publicado 27 agosto 2015

Las principales cadenas de comida rápida se unieron para celebrar el día de este alimento, compuesto básicamente de pan, carne, queso, tomate, lechuga y kétchup (catsup o salsa de tomate).

A pesar de que su día internacional se celebra el 28 de mayo, este jueves en Estados Unidos se celebra el “National Burger Day” (Día Nacional de la Hamburguesa), una fecha que ha cobrado fuerza en las redes sociales para conmemorar el “famoso” alimento. 

Con la inmediatez que nos da el acceso a Internet, no ha faltado cadena rápida o restaurante dentro y fuera de Estados Unidos que haga campaña bajo la etiqueta #NationalBurgerDay para promocionar “sus mejores” productos. Pero ¿por qué conmemorarle el día a una comida tan perjudicial para la salud?

Lo que pasa si consumes hamburguesas 

Veamos. Una hamburguesa es preparada con pan, un carbohidrato refinado que hace que el azúcar en la sangre se eleve rápidamente, aun más si se consume cotidianamente, lo que conduce a la diabetes tipo 2, según las expertas en nutrición y alimentación Keri Gans y Bonnie Taub-Dix, destaca El Confidencial. 

La carne. Las especialistas alegan que el consumo de carne es beneficioso, puesto que se trata de proteína, un elemento básico para la dieta animal. Sin embargo, el uso de condimentos puede hacer que ésta sea perjudicial para la salud. 

Diversos estudios han demostrado los efectos dañinos para quien consume una hamburguesa, sobre todo en los ciudadanos estadounidenses, muchos de los cuales padecen de obesidad e, incluso, obesidad mórbida (grave o tipo III). 

Una simple hamburguesa de 100 gramos puede contener 295 calorías aproximadamente. Pero si son adquiridas en cadenas rápidas de comida, suelen tener un alto contenido de sodio, especialmente en la carne, superior a la cantidad diaria recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha estipulado cinco gramos diarios. 

La OMS ha asegurado que un elevado consumo de sodio conduce al padecimiento de enfermedades cardiovasculares, que empeoran si se trata de persona con sobrepeso u obesidad. 

Esto sin contar que este alimento se suele acompañar con papas fritas o bebidas gaseosas, un menú común en la mayoría de los puestos de comida. 

¿Perder la memoria? Entre muchos estudios que se han hecho, podemos mencionar el divulgado por la Asociación Estadounidense del Corazón en diciembre pasado, que reveló que los ácidos grasos trans que contienen las hamburguesas, afectan la actividad cerebral.

La gran presencia de células grasas en las personas evaluadas, producía de forma insólita la perdida de memoria. 

EL DATO

Según el informe de Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura ( FAO, por su sigla en inglés) presentado en 2013, el 31,8 por ciento de los adultos en Estados Unidos sufre de obesidad. México logró superar a su vecino país, al ubicarse en 32,8 por ciento. 

Una hamburguesa por la paz ¿qué hay detrás?

Las grandes cadenas de comida rápida Burger King y McDonald’s mantienen una guerra histórica “por cuál de las dos vende la mejor hamburguesa”, a través de campañas y anuncios divulgados en diferentes medios de comunicación.

Recientemente, y a propósito de celebrarse el 21 de septiembre el Día Internacional de la Paz, Burger King ha reproducido avisos publicitarios, principalmente en los diarios estadounidenses The New York Times y el Chicago Tribune, “un pacto de paz con McDonald’s”, para que ese día se vendan McWhoppers, lo que sería una fusión de las hamburguesas más emblemáticas de ambas compañías, que tendría lugar en Atlanta, en el estado norteamericano de Georgia.

Pese a la campaña de Burger King, el director Ejecutivo de McDonald’s, Steve Easterbrook, negó a aceptar la petición.

“Reconozcamos que lo que existe entre nosotros es simplemente una amigable competencia de negocios y ciertamente no las circunstancia sin igual de dolor real y sufrimiento de una guerra”, dijo Easterbrook.

No hace falta ser especialista en mercadeo para percatarse que la polémica cadena de restaurantes lo que busca es, a través de su estrategia publicitaria, seguir posicionándose económicamente, así sea, uniéndose al “enemigo”. 

Fuertes críticas

Ambas cadenas han sido criticadas una y otra vez. Burger King ha sido acusada de cometer actos de discriminación contra su personal, como el caso que se vivió en España en diciembre pasado, cuando una pareja homosexual fue expulsada de uno de sus locales. También se le ha señalado por sus propias campañas publicitarias, como el caso de la famosa Texican Whopper, en la que se veía a figuras simbólicas de Estados Unidos y México, donde éste último era representado por una persona bastante pequeña en comparación con el otro dibujo. 

McDonald’s también ha sido diana de enjuiciamientos, pues bastante se ha responsabilizado a esta empresa de promover la malnutrición y el uso de químicos en sus alimentos, como el popular caso del chef Jamie Oliver, quien ganó el juicio contra esta organización al demandarla por el uso de hidróxido de amonio en el lavado de sus carnes. 

En este hecho también incurrieron franquicias como Taco Bell y el mismo Burger King. 

Cabe recordar, que Burger King se ha caracterizado por emprender campañas de desprestigio contra McDonald’s, aunque la compañía del payaso no se queda atrás. En ese sentido, vale recordar las expresiones de uno de sus fundadores, Ray Kroc: “si mis competidores se estuvieran ahogando, les pondría una manguera en la boca".  


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.