• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Solo hay 15 centros de reclusión estatales exclusivos para mujeres.

Solo hay 15 centros de reclusión estatales exclusivos para mujeres. | Foto: EFE

Publicado 4 enero 2017

Las mujeres, que representan el 5 por ciento de la población penitenciaria en México, padecen por el abandono, mientras que aumenta la población infantil en los centros de reclusión del país. 

A pesar de ser el 5 por ciento de la población penitenciaria en México, las mujeres encarceladas de ese país sufren por el abandono de sus familiares y la discriminación, circunstancia que también alcanza a los hijos de las reclusas, la mayoría menores de tres años, que viven bajo rejas con sus madres.

La tercera visitadora general de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Ruth Villanueva Castilleja, sostiene que la situación principal se centra en el distanciamiento de la familia que muchas veces hasta se desentienden del proceso penal que se le lleva a la reclusa, no brindan la atención necesaria y mucho menos la contratación de abogados particulares que permitan el seguimiento del caso a fines de lograr la libertad.

>>Motín en cárcel brasileña de Manaos deja un saldo de 56 muertos

La mayoría de las mujeres en situación carcelaria tienen entre 18 y 40 años de edad, lo que explica un aumento considerable de la población infantil en los centros de reclusión, que en los últimos cuatro años se ha duplicado al pasar de 396 menores a 618, según cifras recientes proporcionadas por el CNDH.

El informe de la CNDH identificó a 85 por ciento de la población femenina como primodelincuente y 55 por ciento de "bajo riesgo", por lo que aquellas que son madres o están embarazadas pudieran conseguir sentencias no privativas de la libertad, según los principios de las Reglas de Bangkok que establece disposiciones creadas por Naciones Unidas para la atención de reclusas.

A través de una entrevista la especialista, Villanueva, destacó que gran parte de los crímenes de los que se acusan a las mujeres son robos y delitos contra la salud, sin embargo, la mayoría de estos casos tienen que ver con el hecho de querer ayudar a sus parejas sentimentales.

>>Obama conmuta penas de otros 79 presos y van mil en su mandato

El informe de la CNDH señaló que al ser minoritaria la población penitenciaria femenina, ni la infraestructura ni el funcionamiento de los centros de reclusión atienden debidamente las necesidades específicas de las reclusas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.