• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Parte de la superficie del cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko. (Foto: www.esa.int)

Parte de la superficie del cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko. (Foto: www.esa.int) | Foto: www.esa.int

Publicado 14 noviembre 2014

Los datos captados por el módulo quedarán guardados y podrían reactivarse en un futuro si recibe suficiente luz solar.

El módulo Philae, que inició sus experimentos en la superficie del cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko el pasado miércoles, podría apagarse en las próximas horas por falta de batería debido a que sus paneles no reciben la luz solar necesaria para su óptimo funcionamiento.  

La página web de la Agencia Espacial Europea (ESA) explica que las baterías primarias podrían agotarse en las próximas 24 horas y las secundarias que se cargan con los paneles solares de Philae solo recibe 1,5 horas de luz solar.  

El jefe de la misión Philae, Stefan Ulamec, señaló que “Si no recibimos datos es muy probable que las baterías se hayan agotado”. No obstante, destacó que pese al inconveniente no debe olvidarse que la llegada de Philae al cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko se constituye como un “éxito histórico”.

Los científicos señalaron que Philae sigue sin anclarse a la superficie y áun no se ha determinado su orientación. Los instrumentos científicos del módulo siguen enviando imágenes y datos.

Si Philae se apaga, los datos captados se guardarán en el módulo y podría reactivarse en un futuro si logra obtener suficiente luz solar.

El pasado miércoles la sonda espacial Rosetta lanzó el módulo Philae y aterrizó en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, descubierto en 1969 por Klim Ivánovich Churiúmov. El lanzamiento forma parte de una misión que tiene como propósito examinar el cometa mencionado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.