• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Milagro Sala se encuentra detenida desde el pasado enero de 2016 en la provincia argentina de Jujuy.

Milagro Sala se encuentra detenida desde el pasado enero de 2016 en la provincia argentina de Jujuy. | Foto: La Política Argentina

Publicado 31 agosto 2017

Impusieron restricciones a la activista indígena que no son las que debe cumplir una persona en cárcel domiciliaria, explicó la organización Túpac Amaru. 

La líder indígena Milagro Sala fue trasladada este jueves a una casa en la localidad del Carmen, a más de 40 kilómetros de la capital jujeña, donde cumplirá prisión domiciliaria. El recinto, asignado por la justicia argentina, se encontraba abandonado, pero la organización política Túpac Amaru, a la que pertenece Sala, acondicionó el lugar en lo referido a los servicios básicos como luz y agua.

La medida fue llevada a cabo luego de 20 días de haberse vencido el plazo fijado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para ejecutar la prisión domiciliaria para Milagro Sala. La decisión ocurrió luego que el juez Pablo Pullen Llermanos visitara el lugar para confirmar la habitabilidad del mismo.
 

La información fue confirmada por la encargada de prensa de la organización, Sabrina Roth, que explicó que las restricciones impuestas a Sala no concuerdan con los que deberían ser impuestos a una persona que cumple prisión domiciliaria.

"Le impusieron restricciones con la cantidad de visitas: no pueden ir más de 20 personas por un día, tampoco pueden portar aparatos electrónicos como celulares, pero legalmente no debería tener ningún impedimento", precisó Roth. Asimismo, la vocera alertó sobre la reducida cantidad de personas que pueden ver a Sala en simultáneo, así como también la cantidad total de visitas totales que podrá tener, recordando que "por la ley de ejecución penal está prohibida la custodia de fuerzas nacionales", como determinó el magistrado. 

Durante su primer día en prisión fuera de la cárcel, Milagro Sala sólo podrá ser visitada por sus abogados y su esposo; situación que según Sabrina Roth es impresentable: "Los genocidas condenados que secuestraron y desaparecieron personas, salvo uno de ellos, ninguno tiene siquiera una custodia", añadió.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.