• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Gobierno subasta 14 bloques en aguas poco profundas del Golfo de México.

El Gobierno subasta 14 bloques en aguas poco profundas del Golfo de México. | Foto: Azteca noticias

Publicado 15 julio 2015

El Gobierno mexicano inició la jornada de licitaciones petroleras en la que abren paso sólo a empresas privadas e internacionales, dejando por fuera a la compañía Estadal Pemex.

El Gobierno mexicano inició este miércoles las primeras licitaciones para contratos de exploración y explotación de hidrocarburos, denominada Ronda Uno, en la que no participará la empresa paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Estas licitaciones enmarcadas en la reforma energética modificada por el Gobierno del presidente, Enrique Peña Nieto, deja por fuera a la empresa del Estado para abrirle paso a firmas privadas nacionales y a internacionales de países como Estados Unidos, Asia y Europa,  que por primera vez pueden acceder a esta industria, desde que fue nacionalizada en 1938.

Ésta sería la primera vez que las empresas internacionales podrán acceder a la industria mexicana desde que México se apoderó de su petróleo al lograr la nacionalización en 1938.

A juicio de los críticos esta medida se abre a un capítulo de privatización y entrega del principal recurso económico del país.

En las licitaciones, el Gobierno subasta 14 bloques en aguas poco profundas del Golfo de México, con una superficie de unos 4 mil 200 kilómetros cuadrados y valorados en unos 17 mil millones de dólares.

Entérese→Pérdidas de Pemex aumentan un 180% en 2015

Peña Nieto lleva a cabo estas licitaciones a pesar del intenso debate que se registró en el Congreso, donde partidos de izquierda se opusieron a abrir el sector petrolero a empresas privadas además de las internacionales, al igual que el pueblo mexicano quienes manifestaron su negativa en diversas manifestaciones.

La licitación es el punto culminante de la reforma energética promulgada en 2014 por el presidente Enrique Peña Nieto después de un acalorado debate en el Congreso, donde partidos de izquierda se opusieron a abrir el sector petrolero, considerado un símbolo de la soberanía nacional, a las empresas privadas.

Al inicio de esta jornada, los licitantes interesados presentaron ante la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) sus propuestas, de los cuales clasificaron siete consorcios y 18 empresas, las cuales participarán en la puja, que será transmitida en directo por cadenas locales y estará abierta al escrutinio público.

El ministro de Energía de México, Pedro Joaquín Coldwell, dijo el pasado lunes que no va a malbaratar los bloques y "no va a precipitar condiciones económicas" por lo que si un bloque se declara desierto, el Estado puede preservarlo y ponerlo en licitación en futura rondas.

Contexto

En diciembre de 2013 fue promulgada la reforma energética propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto, la cual permite que empresas privadas, nacionales o extranjeras, inviertan en la exploración y explotación de hidrocarburos en suelo mexicano. 

La reforma modifica tres artículos de la Constitución, lo que permite la participación de empresas privadas a la industria energética mexicana mediante contratos que podrán ser de servicios, utilidad y producción compartida, así como licencias.  

Además, da paso al uso de la técnica del fracking (fracturación hidráulica) para la explotación de gas de esquisto o shale, pese a que ha sido comprobado que este método contamina el medio ambiente e incluso puede causar terremotos.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.