• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El exmandatario afirma que seis senadores pueden devolverle Dilma el mandato popular que el pueblo le dio

El exmandatario afirma que seis senadores pueden devolverle Dilma el mandato popular que el pueblo le dio | Foto: Plano Informativo

Publicado 13 julio 2016

Los fundamentos presentados antes el Senado de Brasil serán usados como base para que el relator de la Comisión Impeachment elabore su opinión del caso. 

El presidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, afirmó en entrevista a un medio brasileño que aún es posible que Dilma Rousseff derrote el juicio político en su contra debido a que la votación final dependerá de seis senadores.

"Hoy (...) para derrotar el impeachment es más fácil que antes. Porque antes la Cámara [de Diputados] estaba prácticamente controlada, después ocurrió la admisibilidad [del proceso de impeachment en el Senado] y ahora Dilma está dependiendo de seis votos", afirmó Lula da Silva, en una entrevista con la Radio Jornal del estado de Pernambuco (noreste).

>> Cronología del impeachment contra Dilma Rousseff

Para apartar a Rousseff definitivamente de la presidencia es necesario que dos tercios de los 81 senadores de Brasil voten a favor de la destitución, por lo que es necesario que menos de 54 legisladores apoyen esta causa. Seis senadores de los 59 que respaldaron el juicio político deben cambiar su posición al respecto.

Defensa de Rousseff tiene 15 días para presentar alegatos

Este miércoles inicia el plazo de 15 días para que la defensa de la mandataria suspendida, Dilma Rousseff, presente los alegatos finales contra el Impeachment que serán usados como base para que el relator de la Comisión Procesal de Impeachment del Senado Federal, Antonio Anastasia, presente su recomendación al pleno del Senado.

>> "No me voy a rendir", afirma Rousseff a las mujeres de Brasil

La recomendación será presentada ante el Senado el venidero 2 de agosto, para luego someterla a votación en las siguientes 48 horas, según lo estipulado en el cronograma del proceso. Previamente, la parte acusadora también presentó sus alegatos ante los integrantes de la Comisión. 

En contexto 

Dilma Rousseff está suspendida de su cargo mientras se estudia si es culpable de supuestamente haber maquillado los fondos públicos entre 2014 y 2015, además de "cargar" a los bancos del Estado gastos correspondientes al Gobierno. 
El pasado 12 de mayo, el Senado de Brasil votó a favor del juicio político en su contra, por lo que fue separada de la presidencia por un período de hasta 180 días.
Esta maniobra de juicio político es interpretada por los analistas como un golpe de Estado parlamentario contra el Gobierno progresista y un atentado feroz contra las políticas sociales. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.