• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Se busca acusar a la expresidenta en medio de los distintos casos que están surgiendo respecto al mandatario Macri, como el Panama Papers.

Se busca acusar a la expresidenta en medio de los distintos casos que están surgiendo respecto al mandatario Macri, como el Panama Papers. | Foto: EFE

Publicado 11 abril 2016

Analistas coinciden en que las acusaciones buscan desprestigiar los logros alcanzados durante el kirchnerismo.

La expresidenta Cristina Fernández desde la finalización de su mandato ha enfrentado una campaña de desprestigio por parte de los medios de comunicación y grupos adversos al kirchnerismo.

La exmandataria fue citada para declarar en la Fiscalía este 13 de abril en una investigación por presuntas irregularidades en los contratos de dólar a futuro operados por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) al final de su período presidencial.

Las acusaciones son hechas por el juez Claudio Bonadio, quien señala a Cristina, a Axel Kicillof y a otros 11 funcionarios, por el supuesto delito de "defraudación a la administración pública" por la decisión política de hacer la operación de dólar futuro.

¿De qué se trata el caso del dólar a futuro?

El dólar a futuro se define como un procedimiento en el que se realiza un contrato de compra o venta de divisas, materias primas o cualquier producto en un fecha futura pactando en el presente el precio, la cantidad y la fecha de vencimiento.

En entrevista exclusiva para teleSUR, el analista internacional Ernesto Mattos explicó que “el Gobierno argentino a través del Banco Central había hecho una operación, en la que ponía el dólar desde noviembre de 2015 hasta marzo de 2016 a un monto que no se reflejó para marzo de 2016.

La entidad bancaria estimaba que el dólar iba a estar 10,21 pesos argentinos y la realidad es que el dólar está a 15 pesos. Esa diferencia que se cubre en peso y no en dólar sino al tipo de cambio vigente es de la que tiene que hacerse cargo el Banco Central con los inversores que suponían que el dólar iba a estar a 10 y obviamente no estaba" 

Se renueva la campaña mediática contra Cristina Fernández 

"Sobre esa medida es que el juez llama a la expresidenta de la nación y al ministro de economía, y al presidente del Banco Central. El tema es que la operatoria del banco central tiene la característica de ser autónoma y obviamente no depende el banco central de New York donde el dólar estaba a 15 pesos. Cualquier medida política y monetaria que realice el Banco Central de la Argentina corresponde a la jurisdicción de la Argentina y son políticas que realiza cualquier banco central en el mundo con este tipo de medidas para bajar expectativas de devaluación o inflacionarias”.

Para el analista Amilcar Salas “la venta de dólar a futuro es una maniobra habitual en toda gestión macroeconómica y del Banco central”. La expresidenta declarará que no hay sustento político para argumentar que haya existido 'dolo' (voluntad deliberada de cometer un delito) como la que se le reclama. Es arbitrario porque no es un ámbito que le compete a ella, sino que le corresponde a otros funcionarios.”

Ambos analistas coinciden que detrás de esta acusación hay un fin político. “Al igual que otras acusaciones tiene una finalidad de deslegitimar la figura de la expresidenta argentina, Cristina Fernández, que culminó su Gobierno con altos índices de popularidad y con una forma bastante diferente de lo que se ha ido buena parte de los presidentes. No solo en el país sino en  la región en el marco del enfrentamiento que se quiere hacer también de la situación del presidente Macri con los Panama Papers", expresó Salas.

Mattos señala que “se busca reafirmar el relato de un gran entramado de corrupción que viene fogoneando el grupo Clarín y La Nación  para buscar tener algunas personas presas, busca desprestigiar lo que se vino realizando durante el Gobierno de los últimos 15 años que se dedicó a bajar el desempleo a 6,9 por ciento, de tener el riesgo país cercano a 439 puntos básicos, y todas las serie de políticas para la incentivación interna y sustitución de importaciones."

"Los jueces están actuando en base a hechos que no están completamente comprobados, pero ellos quieren llevar a un juicio directamente vinculado a una condena social que quieren instalar desde los medios sin ni siquiera tener pruebas judicial".

Investigación contra expresidenta Fernández es "persecución" 

La acusación por presunto lavado de dinero

El fiscal argentino Guillermo Marijuan solicitó el sábado 9 de abril abrir una investigación contra Cristina Fernández por presunto lavado de dinero en el marco del proceso conocido como la ruta del dinero K.

La acusación se da luego de que conocerse la declaración del financista Leonardo Fariña, que prestó testimonio bajo la figura de “arrepentido” frente al juez Sebastián Casanello, por la causa que investiga al empresario Lázaro Báez.

Con relación a este caso, el analista Salas sostiene que “la acusación de Marijuan se basa en un personaje bastante dudoso porque ha cambiado de posiciones varias veces. Se le imputa a la presidenta luego de escuchar a una persona que lleva dos años presa con todos los condicionamientos psicológicos que eso genera y que, además, pide traer la figura del arrepentido, es decir, la validez de esa declaración tanto por la condición en la que se encontraba como por la presunción que el involucrado imprime es realmente muy curiosa y no debería haber generado resolución en el fiscal”

Ernesto Mattos sostiene que “la acusación busca mostrar que el gobierno anterior se basaba en la corrupción, porque todos los números económicos y sociales eran favorables hacia el pueblo y la única forma de rebatirlo era tratar de construir una idea de que la corrupción es lo que impregnaba el gobierno de Kirchner y que esto afectaba a la población”.

Mattos indicó que “estas acusaciones de corrupción que tratan de instalar y articular buscan desprestigiar a muchos de los gobiernos populares no solamente de la Argentina sino de la región, es el golpe de Estado a través del Poder Judicial que es otra etapa de la guerra de baja intensidad que plantea la CIA y que obviamente apunta a un sector combinado que amplía los dictámenes de la justicia".

"El caso de Argentina los jueces no pagan impuesto a la ganancia. Cuando actúan para defender sus intereses tratan de acompañar lo que le plantean los medios de comunicación y por eso respaldan esas ideas de corrupción y plantean imputaciones hacia los distintos mandatarios y al Gobierno anterior", puntualizó.

En contexto
La campaña contra la exmandataria Cristina Fernández es promovida por las corporaciones mediáticas,  La Nación y Clarín, que fueron los más críticos contra la exmandataria y su Gobierno, aseguran analistas.
Las imputación a Cristina Fernández por lavado de dinero coincide casualmente con las revelaciones de Panama Papers y la presunta participación en paraísos fiscales del presidente Mauricio Macri, situación que la Casa Rosada ha buscado "desmentir" de cualquier forma.  

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.