• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Se calcula que casi un tercio de la población en todo el mundo consume alrededor de dos mil especies de insectos comestibles.

Se calcula que casi un tercio de la población en todo el mundo consume alrededor de dos mil especies de insectos comestibles. | Foto: EFE

Publicado 29 octubre 2015

El ministerio de Sanidad de ese país europeo levantará la prohibición de comercialización de insectos para el consumo humano. El año próximo, los españoles podrán consumir algas, hongos e insectos.

Los españoles comenzarán a ingerir insectos a partir del 2016, luego de que el ministerio de Sanidad de ese país europeo anunciara que se levantará la prohibición de comercialización de estos animales invertebrados para el consumo humano.

Este miércoles, el Parlamento europeo aprobó un reglamento que estipula nuevos alimentos: algas, hongos e insectos. En ese orden, su decisión obedece a los criterios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés) que cree conveniente consumir insectos para combatir el hambre y disminuir la emisión de gases de efecto invernadero. 

Lee: ¿Se debe o no consumir carne roja?

El organismo internacional destacó que además de las propiedades alimenticias de los insectos, consideran que la cría de los mismos es más eficiente porque son capaces de aumentar un kilogramo de masa muscular con dos kilogramos de alimentos, mientras que con el ganado se necesita ocho kilogramos. Otro punto a favor de los insectos, es que se necesita menos agua para criarlos, debido a que estos pueden alimentarse de residuos biológicos que transforman en proteínas.

Se calcula que casi un tercio de la población en todo el mundo consume alrededor de dos mil especies de insectos comestibles: escarabajos, orugas, abejas, avispas, hormigas, saltamontes, grillos, termitas, libélulas y moscas. Muchas de estas especies, tienen altos niveles de ácidos grasos, fibra y micronutrientes, por lo que los humanos tienen menos riesgo de enfermarse con su consumo. Dos mil millones de personas pueden complementar su dieta alimenticia con la ingesta de insectos y aránidos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera a los embutidos y jamones como “probablemente carcinógenos”, altamente consumidos por los españoles.

Lee también: Bolivia recomienda consumir carne de Llama tras aviso de la OMS


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.