• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Ban Ki-moon, secretario general de la ONU. (Fuente: Archivo)

Ban Ki-moon, secretario general de la ONU. (Fuente: Archivo) | Foto: EFE

Publicado 2 diciembre 2014

La Organización de Naciones Unidas pese a sus intentos de superar las problemáticas mundiales no ha podido enfrentar los desafíos del siglo XXI.

 

La Organización de Naciones Unidas, en su despliegue ha tenido su cuota de éxitos, no obstante es catalogada actualmente como un organismo obsoleto por su estructura, dependiente y algo tardío, ya que no ha podido superar los desafíos que envuelven el siglo XXI.

A propósito de su reciente aniversario: cinco problemas que la persiguen.

Estructura de poder obsoleto

Los cinco países vencedores de la Segunda Guerra Mundial han sido las potencias dominantes desde 1945: Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña y Francia. Son los únicos miembros permanentes del Consejo de Seguridad de 15 integrantes.

Los miembros permanentes son los únicos con derecho de veto, facultad que ha metido al Consejo de Seguridad en callejones sin salida en algunas de las crisis de mayor importancia, como el bloqueo que afronta Cuba, la ocupación israelí en la Franja de Gaza, además de la población de refugiados que crece de forma incesante, entre otros.

Los detractores de la ONU afirman que el Consejo de Seguridad simplemente no representa al mundo actual. En sus inicios, la ONU tenía 51 Estados miembros. Hoy son 193, muchos de los cuales exigen tener mayor influencia en las decisiones.


Dificultades de organización

La ONU se ha convertido en un sistema complejo de 15 agencias autónomas, 11 fondos y programas semiautónomos, y numerosos organismos. No existe entidad central que supervise a todas estas partes mencionadas. El secretario general, Ban Ki-moon, puede intentar alguna coordinación pero carece de autoridad sobre muchas de ellas.


Más exigencias

La ONU solicita con bastante frecuencia a sus Estados miembros que aporten efectivos para misiones de paz en latitudes remotas, no obstante muchas de ellas quedan sin efecto.

La población mundial de refugiados crece a medida que aumentan las crisis humanitarias en el orbe. La agencia de las Naciones Unidas para los refugiados intenta asistir a 51 millones de personas que abandonaron sus hogares o quedaron desplazadas dentro o fuera de sus naciones.


Incertidumbre en la financiación

La recaudación de recursos es un problema constante ante las diversas crisis que atraen la atención mundial. Muchas agencias y operaciones humanitarias de la ONU funcionan con aportaciones voluntarias, y los exhortos no resultan en suficientes donativos de dinero.

Un caso reciente es la cancelación del Programa Mundial de alimentos que abarca más de 1.7 millones de refugiados sirios debido al incumplimiento en la entrega de recursos de muchos donantes.


Regateo de intereses

Existe una disputa generalizada por los máximos puestos en secretarías y agencias de la ONU, sin mencionar bancas en organismos cruciales como el Consejo de Derechos Humanos y el Consejo de Seguridad.

Cada país pertenece a un grupo regional que busca garantías de estar bien representado. A menudo hay críticas en las que se afirma que aquellos que logran las bancas no son los más calificados.

Tags

ONU

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.