• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Oscar Wiilde nació en Irlanda en 1854 y falleció en Francia en 1900 a la edad de 46 años.

Oscar Wiilde nació en Irlanda en 1854 y falleció en Francia en 1900 a la edad de 46 años.

Publicado 30 noviembre 2017

El célebre escritor, dramaturgo y poeta irlandés Oscar Wilde, uno de los autores más destacados de la época victoriana (1837-1901), es uno de los grandes referentes de la literatura en lengua inglesa. 

 

Mézclese en una misma persona inteligencia, sentido del humor, ingenio, extravagancia, irreverencia e inspiración, y se obtendrá un talento literario como el del escritor y dramaturgo irlandés Oscar Wilde, autor de obras como La importancia de llamarse Ernesto o El retrato de Dorian Gray

Solo 46 años de vida le bastaron al creador, quien falleció el 30 de noviembre de 1900 en París (Francia), para hacerse de un lugar destacado en el mundo de las letras anglosajonas y universales. 

A propósito de los 117 años de su muerte, teleSUR trae algunas de sus frases más elocuentes. 

- “Hoy en día la gente conoce el precio de todo, pero el valor de nada”.

- “Cuando la gente está de acuerdo conmigo siempre siento que debo estar equivocado”.

- “Todos estamos en las alcantarillas, pero algunos miramos a las estrellas”.

- “No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo”.

- “Discúlpeme, no le había reconocido: he cambiado mucho”.

- “Cada acierto nos trae un enemigo. Para ser popular hay que ser mediocre”.

- “Amarse a sí mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida”.

- “Ser natural es la más difícil de las poses”.

- “La sociedad perdona a veces al criminal, pero no perdona nunca al soñador”.

- “La única ventaja de jugar con fuego es que aprende uno a no quemarse”.

- “Perdona siempre a tu enemigo. No hay nada que le enfurezca más”.

- “Experiencia es el nombre que damos a nuestras equivocaciones”.

- “Las preguntas nunca son indiscretas. Las respuestas, sí”.

- “A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante”.

- “No soy tan joven para saberlo todo”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.