• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Según Martelly, el Gobierno haitiano ve necesario “un plan de reconfiguración de la Minustah que tenga en cuenta la evolución de la situación sobre el terreno".

Según Martelly, el Gobierno haitiano ve necesario “un plan de reconfiguración de la Minustah que tenga en cuenta la evolución de la situación sobre el terreno". | Foto: EFE

Publicado 14 octubre 2015

Quien asuma el cargo en 2016, no tendrá una labor fácil, pues deberá concentrar sus esfuerzos en impulsar lo que hasta ahora ha logrado Martelly.

Desde que Michel Joseph Martelly asumió la presidencia de Haití en mayo de 2011, su Gobierno ha tenido que enfrentar grande retos, para sacar a flote a una de las naciones más pobres del mundo, que además tuvo un mayor declive luego del devastador terremoto de 2010.

Este 25 de octubre los haitianos están llamados a participar en un proceso calificado por Martelly como “libre, creíble, independiente, transparente e incluyente”, para elegir al nuevo mandatario de ese país.

De ser necesario, el próximo 27 de diciembre se realizaría la segunda vuelta electoral y quien resulte electo, será juramentado como presidente de Haití el 7 de febrero de 2016.

Lea también→ Consejero electoral de Haití dimite por desconfiar del sistema

EL DATO: Mucho se ha dicho que Haití es un país acostumbrado  a la turbulencia política e imposible de gobernar, sin embargo, esto no parece perturbar a los 54 candidatos que buscan llegar a la dirección del país, cifra que casi triplica a los 19 aspirantes que se presentaron en 2010.

Si bien no hay un panorama claro de quien podría resultar electo ante la gran cantidad de candidatos y la poca campaña política, lo que si esta sobreentendido es  que quien asuma el cargo en 2016, no tendrá una labor fácil, pues deberá concentrar sus esfuerzos en impulsar lo que hasta ahora ha logrado Martelly.

Martelly no puede aspirar a un segundo mandato, debido a que la Ley de Haití no contempla un segundo mandato.

A lo largo de sus cinco años de gestión, el actual mandatario ha logrado algunos avances significativos hacia la recuperación de un país que quedó en ruinas luego del terremoto de 7,3 grados, que ocasionó pérdidas materiales calculadas en 7 mil 900 millones de dólares y además ocasionó la muerte de unas 222 mil 570 personas.

Según cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el movimiento telúrico dejó a más de medio millón de damnificados. De este total casi 80 mil personas permanecen en campamentos dispuestos por las autoridades.

Tras este sismo, y con miras a la reconstrucción de la nación, la comunidad internacional se comprometió a entregar al Gobierno 12 mil millones de dólares, sin embargo, meses atrás Martelly denunció que solo recibió 4 mil millones.

En esa oportunidad, el jefe de Estado destacó que ya no quería avanzar en la construcción de la isla por medio de donaciones, sino con inversiones.

Crecimiento económico

La evolución económica de América Latina debe mantener un margen de crecimiento interanual, a fin de asegurar un mayor dinamismo en la actividad para los próximos años, y a pesar de las grandes dificultades, en el transcurso de los últimos cinco años, el Gobierno de Martelly ha avanzado en este aspecto.

Al cierre de 2014 Haití registró un incremento alentador al Producto Interno Bruto (PIB) de 3,5 por ciento, lo que demuestra los adelantos de la cooperación multilateral, especialmente con paises latinoamericanos, y la inversión social del Gobierno actual; el cual ha presentado economías alternativas enfocadas a la producción del empleo, tecnología, alimentos y fortalecimiento de la agricultura.

A pesar del que el ingreso dólar/día de la nación caribeña es muy inferior al de otros países (menos de 10 dólares), su Ejecutivo ha sentado las bases de su economía en convenios de cooperación comercial con países  miembros de organismos multilaterales, como Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América- Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), Petrocaribe, Mercado Común del Sur (Mercosur).

EL DATO: Haití fue incluido en la tabla de análisis de variación del PIB de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), debido a su crecimiento en los dos últimos años, tras los convenios suscritos con países que integran el ALBA-TCP, Petrocaribe y la cooperación comercial con Venezuela.

El sector agrícola en Haití tiene una notable participación en el crecimiento económico, y se le atribuye más del 20 por ciento del ascenso del PIB de la nación. 

No obstante, este país sigue enfrentando varios desafíos, entre ellos, los altos índices de pobreza y la deficiente infraestructura y educación, entre otros. 

Haití, Venezuela y Petrocaribe

El pasado mes de abril durante la VII Cumbre de las Américas, el presidente Michel Martelly, expresó su agradecimiento por las alianzas de solidaridad que Venezuela mantiene con los países caribeños y centroamericanos a través de Petrocaribe.

“Damos las gracias a la República Bolivariana de Venezuela por la alianza y la solidaridad expresados a través del programa Petrocaribe, iniciado por el Presidente Comandante, Hugo Chávez Frías”, dijo.

Martelly resaltó que la alianza energética regional ha proporcionado beneficios en materia de educación, salud, infraestructura y vivienda social.

Lea aquí→ Venezuela ratifica compromiso de ayuda hacia Haití

Actualmente el programa de Petrocaribe financia unos 200 proyectos en Haití, así como varios programas sociales en los sectores más vulnerables de la población.

Gracias a la alianza entre Haití y Petrocaribe, fueron reparados 800 km de carretera destruidos por el terremoto, además el presidente de esa nación detalló que se han construido casas para las personas damnificadas.

“Pienso en lo que hemos hecho a través de estos años, gracias al apoyo de Petrocaribe. Hemos construido muchos edificios, muchas casas, para personas que antes estaban viviendo en tiendas. Cuando yo asumí como Presidente, teníamos un millón de personas viviendo en tiendas, y hoy tenemos cerca de 30 mil, que aunque es una cifra alta, la hemos reducido mucho", explicó Martelly a teleSUR, luego de reunirse con el vicepresidente venezolano, Jorge Arreaza en agosto pasado.

Como parte de la cooperación de Venezuela con Haití, se han firmado también acuerdos en turismo, que contemplan desarrollo y explotación de las actividades turísticas en la isla La Vaca y la promoción de la inversión de empresarios privados y públicos.

Además, con una inversión de 33 millones de dólares por parte de la nación suramericana, se abrió el aeropuerto internacional de Cabo Haitiano (norte de Haití) bautizado con el nombre de "Hugo Chávez".

El Gobierno de Haití recibió además 44 tractores, 37 motocultores y 51 ordeñadoras para fortalecer el área agrícola y lechera en distintas zonas del país.

Asimismo, el aporte de Venezuela, Argentina y Cuba, en coordinación con la Secretaría Técnica de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), permitió la construcción de un centro médico.

El panorama de Haití

Recientemente, durante la 70 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, Martelly aseguró que el pueblo haitiano ha dado muestras de "madurez política" y de que "es capaz de tomar las riendas de su destino".

El mandatario detalló que en su nación la pobreza extrema ha disminuido, mientras que la inversión extranjera ha tenido una clara expansión, lo que ha permitido que después de décadas de estancamiento, la economía haitiana ha reanudado el crecimiento.

Al hacer un balance de sus cuatro años en el poder, señaló que se han hecho “progresos significativos” y opinó que en gran parte ha sido gracias a que la misión de la ONU, Minustah “ha sabido adaptarse” a un contexto diferente al que había cuando fue creada.

Según Martelly, el Gobierno haitiano ve necesario “un plan de reconfiguración de la Minustah que tenga en cuenta la evolución de la situación sobre el terreno” y desea que continúe la retirada de efectivos “de manera progresiva y ordenada”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.