• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Otto es el séptimo huracán en la temporada de huracanes de 2016.

Otto es el séptimo huracán en la temporada de huracanes de 2016. | Foto: Noaa

Publicado 24 noviembre 2016

De acuerdo al instrumento de medición los huracanes se clasifican en cinco categórias dependiendo de la fuerza del viento y los posibles daños y destrozos que pueden ocasionar.

En la actualidad la fuerza e intensidad de los huracanes y ciclones tropicales es medida por la escala Saffir-Simpson y fue creada para definir y clasificar del 1 al 5 las tormentas de acuerdo con la velocidad de sus vientos y ofrece una idea de la magnitud de los daños desde mínimos hasta catastróficos.

La escala fue diseñada por el ingeniero estadounidense Herbert Saffir y el director del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, Robert Simpson en 1969 a pedido de la Organización de las Naciones Unidas para analizar los daños ocasionados por los huracanes. 

>> Huracán Otto asciende a categoría 2

El Dato: los huracanes, ciclones o tifones se forman cuando la velocidad de sus vientos máximos sostenidos alcanzan o superan los 119 kilómetros por hora.

El instrumento de medición tiene en cuenta la presión mínima, los vientos y la marea de tormenta que se genera, así como los daños potenciales que puede provocar la tormenta, en función de sus vientos máximos sostenidos.

De acuerdo con la escala Saffir-Simpson los huracanes y tormentas tropicales se clasifican en cinco categorías dependiendo de la velocidad del viento y el daño que pueden ocasionar.

La categoría  uno (1) es la menos intensa y se le asigna cuando los vientos son de 119 a 153 kilómetros por hora y causa daños a la vegetación y muelles, además produce inundaciones en carreteras y caminos costeros.

>> Colombia y Centroamérica en alerta por tormenta Otto

En la dos (2), los vientos son de 154 a 177 kilómetros por hora, causando afectaciones moderadas y daños mínimos a muelles, casas, edificios, derribos de vegetación, así como inundaciones en carreteras costeras.

Un huracán categoría tres(3) tiene vientos máximos entre 178 y 209 kilómetros por hora, cuya presencia puede ocasionar destrucción parcial de casas, edificaciones costeras y muelles, derribo de árboles altos, anuncios dañados y llevados por el viento y marejadas inundan zonas costeras.

Los huracanes categoría cuatro (4)tienen vientos de 210 a 249 kilómetros por hora y se considera que causan daños extremos como colapso de casas, edificaciones costeras y muelles, derribo de vegetación, así como erosión parcial de playas e inundación en terrenos planos abajo de tres metros.

En tanto que los vientos de los huracanes categoría cinco (5) alcanzan o superan la velocidad de 250 kilómetros por hora; sus afectaciones pueden ser catastróficas ya que puede haber derrumbes totales de de techos y paredes en casas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.