• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los alegatos presentados por la defensa de Dilma Rousseff reafirman la inocencia de la mandataria brasileña.

Los alegatos presentados por la defensa de Dilma Rousseff reafirman la inocencia de la mandataria brasileña. | Foto: Reuters

Publicado 30 julio 2016

De acuerdo con el presidente de la Corte Suprema, la resolución del juicio se daría en septiembre, si no hay retrasos eventuales. 

La votación final sobre el juicio político contra la presidenta de Brasil suspendida temporalmente, Dilma Rousseff, podría darse en septiembre, según el cronograma publicado este sábado por la Corte Suprema de este país.

Será el lunes 29 de agosto cuando el Senado brasileño comience el juicio, que podría extenderse una semana, precisó el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski.

Añadió que podrían haber “eventuales dilaciones temporales” del juicio que determinará si la mandataria es apartada definitivamente de su cargo o no.

>> Alegatos finales reafirman inocencia de Dilma Rousseff

De haber retraso se dificultarían los planes del presidente interino Michel Temer, que espera la resolución del juicio para saber si acudirá o no a la cumbre del G20.

"Estamos esperando que la resolución del impeachment se dé entre el 25 y el 26 de agosto, porque si se verifica el 4, el 5, o el 6 de septiembre, Brasil no podrá estar en la cumbre del G20 (en China). El mundo necesita saber quién es el presidente" de Brasil, dijo Temer el viernes.

>> Rousseff: Golpe afecta la democracia y desprestigia a Brasil

En contexto

El cronista mexicano Darío Pignotti ha señalado que esta es la crisis política “más grave desde el fin de la dictadura militar en 1985” que enfrenta Brasil. En toda la nación, en especial en Río (a propósito de los Juegos Olimpícos Río de Janerio 2016) “se respira un aire político contaminado”.

Con un presidente interino en ejercicio, Michel Temer, quien es rechazado por el 87 por ciento de los brasileños, según una encuesta publicada en junio, por un lado, las favelas están alertas, listas para luchar cuando haga falta, y por el otro, la policía y decenas de miles de efectivos militares están convocados a impedir cualquier revuelta popular.

Algunos ministros advierten que habrá mano dura contra los inconformes, a quienes compara con guerrilleros urbanos. Con esta estrategia pretenden amilanar a los activistas del PT y de los campesinos sin tierra, quienes ha convocado movilizaciones en defensa de la democracia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.