• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El grupo de comunidades agrícolas indígenas es sistemáticamente perseguido por las autoridades colombianas.

El grupo de comunidades agrícolas indígenas es sistemáticamente perseguido por las autoridades colombianas. | Foto: teleSUR

Publicado 9 mayo 2017





Un muerto y un herido fue el resultado de un ataque de la Policía Nacional de Colombia a una comunidad agrícola indígena este martes en Corinto, en el departamento del Cauca.

Un miembro de las comunidades liberadoras Madre Tierra, identificado como Felipe Castro Basto, murió cuando un grupo de la policía de Colombia atacó una comunidad indígena en Corinto.

Castro pertenecía a la etnia indígena Nasa. Un periodista independiente, Pedro García Leal, fue herido en el mismo incidente.

Las comunidades de liberadores de la Madre Tierra son un grupo de indígenas y comunidades agrícolas tradicionales de la región de Corinto en el departamento del Cauca. Bajo la plataforma del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) y la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN), el grupo ha luchado por la reivindicación de derechos y de acuerdos incumplidos durante años. Sus principios buscan liberar a la tierra del monocultivo, la contaminación y la destrucción de los desarrollos industriales.

El grupo denunció que este martes tres camiones de la policía nacional de Colombia se acercaron a la comunidad y accionaron sus armas en contra de la población. Como resultado Castro y García resultaron heridos. Castro falleció pocas horas después y el periodista fue trasladado a una clínica de tercer nivel en la ciudad de Cali.

Desde que iniciaron su lucha el grupo ha sido amenazado y perseguido por las autoridades policiales y por el personal de las haciendas en las que laboran. El pasado 22 de marzo un miembro de la comunidad Santa Elena fue asesinado a escasos metros de un puesto del ejército y de la policía nacional. La comunidad denunció que los responsables fueron los trabajadores azucareros de la zona.

El 13 de febrero un grupo del escuadrón móvil antidisturbios ingresó de manera violenta a una finca, que la comunidad ha atendido por dos años, con el propósito de desalojarlos de la misma. En aquel momento varios comuneros fueron heridos, incluyendo un menor de edad. Adicionalmente, las fuerzas policiales destruyeron cultivos de alimentos en la finca.

>> Ofrecen recompensa para hallar a asesino de niño colombiano


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.