• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En este 2017 los brasileños no han abandonado las calles en su repudio al mandato de Michel Temer.

En este 2017 los brasileños no han abandonado las calles en su repudio al mandato de Michel Temer. | Foto: EFE

Publicado 5 mayo 2017

"Ocupa Brasilia", una medida de presión para evitar más reformas neoliberales, es la principal apuesta de la clase obrera brasileña para los próximos días.

Las centrales sindicales de Brasil anunciaron este jueves que la huelga general del pasado viernes "fue solo el principio" de una serie de protestas y movilizaciones, en contra de las reformas impulsadas por el Gobierno de facto de Michel Temer.

Los sindicalistas acordaron que entre el 8 y el 12 de mayo organizarán actos en los 27 estados de Brasil para presionar a los parlamentarios en sus propias bases electorales y convencerlos a votar contra las reformas.

>> Sondeo revela rechazo masivo a reforma laboral de Temer

Mientras que entre el 15 y el 19 de mayo promoverán la llamada "Ocupa Brasilia", una toma de la capital brasileña por parte de los sindicalistas para presionar directamente al Gobierno y a los legisladores en el Congreso.

"La marcha a Brasilia en una semana de votaciones de las reformas es fundamental y por eso todos nuestros sindicatos participarán, así como ocurrió en la huelga general, cuando la mayoría de las categorías adhirieron", afirmó Joao Carlos Gonzalves, secretario general de la Fuerza Sindical, la segunda mayor central de Brasil y que hasta hace pocos días apoyaba al Gobierno de Temer.

Los sindicatos aseguraron que la huelga general del pasado viernes, la primera en 21 años en el país, fue todo un éxito y destacaron la participación de millones de trabajadores de sectores clave como el automotriz, petrolero, bancario y de la enseñanza.

>> Lula y Rousseff dicen que reformas de Temer "destruyen" Brasil

La serie de nuevas protestas fue anunciada tras una reunión que representantes de todas las centrales sindicales tuvieron este jueves en Sao Paulo para definir un calendario de actividades contra las reformas.

En el acto de la Fuerza Sindical, el diputado Paulo Pereira da Silva, presidente de la organización, dijo que "si el Gobierno no lo ha entendido, habrá más movilizaciones", refiriéndose a la oposición a las reformas laborales y seguridad social.

En contexto

El principal blanco de las protestas es la reforma al régimen de jubilaciones y pensiones, aprobado por 23 votos a favor y 14 en contra en una comisión de la Cámara de Diputados, y que establece como edad mínima para jubilarse en Brasil 62 años para las mujeres y 65 para los hombres.

La reforma aún tendrá que ser debatida en el pleno de la Cámara de Diputados, que tendrá que aprobarlo por mayoría de tres quintos (308 votos de los 513 diputados) antes de poder enviarlo a consideración del Senado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.