• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La aterradora imagen de Frankenstein se convirtió en un clásico y ha inspirado a numerosas obras literarias.

La aterradora imagen de Frankenstein se convirtió en un clásico y ha inspirado a numerosas obras literarias. | Foto: Getty

Publicado 2 enero 2018

El indiscutible referente del género de terror, tanto en la literatura como en el cine cumple este año 200 años desde su publicación, cuya primera edición fue impresa el 1 de enero de 1818.

Hace 200 años, el 1 de enero de 1818, fue publicada la famosa obra literaria Frankenstein, de la célebre novelista británica, Mary Shelley.

La novela, cuyo título completo es Frankenstein o el moderno Prometeo (en alusión al mito griego, muy seguido por los artistas románticos) y que inicialmente salió sin el nombre de la autora, recibió críticas variadas en su debut, pero posteriormente saltó a la fama con las adaptaciones que se hicieron, primero en teatro y en el cine en el siglo XX.

El referente del género de terror, tanto en la literatura como en el cine nació de un verano poco alentador, sin sol y con un cielo lleno de oscuridad, en la residencia del poeta Lord Byron en Ginebra, Suiza.

En una noche de intensa lluvia, Byron propuso un reto al grupo de escritores que se reunía esos días en su casa: comprobar quién era capaz de concebir la historia más terrorífica de todas.

Llegó el turno de Mary y contó la historia que le llevó a la fama. No era otra sino Frankenstein, un monstruo armado por trozos de cadáveres, en la época de los “resurreccionistas”, robo y venta de cadáveres, profanadores de tumbas, estudios de disección y operaciones sin anestesia.

Foto: Getty

 

De esta manera, Frankenstein trascendió en el tiempo y se convirtió en un clásico. No solo inspiró numerosas obras literarias, sino también dejó una huella en el cine y en el arte, cuyas piezas intentaron capturar la atmósfera creada por Shelley.

>> ¿Quién fue Mary Shelley, la autora de Frankenstein?


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.