• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Martí fundó el partido con la idea que mediante el mismo podía dirigirse la lucha del pueblo cubano por la independencia.

Martí fundó el partido con la idea que mediante el mismo podía dirigirse la lucha del pueblo cubano por la independencia. | Foto: Archivo

Publicado 10 abril 2017

El partido fundado por José Martí tenía como objetivo principal organizar la independencia de Cuba y fundar una república democrática. 

El 10 de abril de 1892, el político y escritor José Martí fundó el Partido Revolucionario Cubano (PRC). Su objetivo principal era lograr la independencia de Cuba del imperio español, pero también a contribuir a la independencia efectiva y total de América Latina.

El PCR quería llevar a cabo una lucha rápida y segura que garantizara una paz duradera en una república independiente, pero no solo tenía un objetivo militar, también buscaba crear las condiciones político-ideológicas que garantizaran valores de la futura república cubana.

El 3 de enero de 1892, en el Club San Carlos de Cayo Hueso (Key West), José Martí dio a conocer a José Francisco Lamadrid, José Dolores Poyo y al Coronel Fernando Figueredo Socarrás, su idea de fundar el Partido Revolucionario Cubano. 

El 5 de enero de 1892 se aprobaron en Cayo Hueso las Bases y los Estatutos secretos del Partido Revolucionario Cubano.

>> "La defensa de Venezuela es tarea no solo de los venezolanos"

Tras meses de discusión el Partido Revolucionario Cubano se constituyó oficialmente el 10 de abril de 1892.

Martí definió el significado de la fundación del Partido: "(... ) el Partido Revolucionario Cubano, nacido con responsabilidades sumas en los instantes de descomposición del país, no surgió de la vehemencia pasajera, ni del deseo vociferador e incapaz, ni de la ambición temible, sino del empuje de un pueblo aleccionado, que por el mismo Partido proclama, antes de la república, su redención de los vicios que afean al nacer la vida republicana". 

La creación del PRC fue trascendental, al unificar el esfuerzo de todos los cubanos y contar con una dirección central para el logro de sus objetivos. Por su valor democrático y su labor unificadora, fue considerado por Martí como el primer avance hacia la "república nueva" a la cual anhelaba. 

>> Cuba acogerá XV Consejo Político del ALBA-TCP

Desde el seno del partido se organizó la guerra por la independencia que comenzó el 24 de febrero de 1895, que aunque no fue un éxito, contribuyó a sentar sus ideas antiimperialistas y latinoamericas en Cuba y en los países vecinos. 

El 20 de diciembre de 1898, al estimar que la guerra independentista había terminado, pese a que no se había establecido la república independiente, el delegado elegido del Partido tras la muerte de Martí, Tomás Estrada Palma, decretó la disolución del Partido.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.