• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Adolfo Ich Chamán, presidente del Consejo Comunitario de Desarrollo (COCODE) de la Comunidad La Unión, asesinado en 2009.

Adolfo Ich Chamán, presidente del Consejo Comunitario de Desarrollo (COCODE) de la Comunidad La Unión, asesinado en 2009. | Foto: http://nisgua.blogspot.com

Publicado 28 abril 2017

En Guatemala, la impunidad impera en los "numerosos hechos de violencia y muertes" a líderes comunitarios y campesinos.

La Comisión Internacional de Juristas (CIJ) en Guatemala reiteró este jueves que el sistema de Justicia del país centroamericano es ineficaz y parcial.

En un comunicado, la entidad aseguró que la jurisdicción guatemalteca sigue demostrando "ineficacia y falta de independencia" como lo demuestra, a su juicio, la sentencia sobre el caso conocido como "Hudbay", "uno de los más graves" de la postguerra por usar "violencia extrema" contra defensores comunitarios.

>> Atropellan a 13 estudiantes que protestaban en Guatemala

El 27 de septiembre de 2009, el maestro y líder comunitario Adolfo Ich fue asesinado en un ataque en el que resultó herido de gravedad German Chub Choc, que a raíz de este altercado quedó parapléjico.

Doce años antes, recuerda la CIJ, once mujeres q'eqchís fueron violadas sexualmente durante un desalojo efectuado por guardias de seguridad privada de la empresa Hudbay Minerals, que a través de su subsidiaria Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN), opera en un proyecto de níquel en la minería Fénix, en El Estor.

Supuestamente por los primeros hechos, el pasado 6 de abril una jueza de Guatemala, Ana Leticia Peña, emitió sentencia y decidió absolver al coronel retirado y exjefe de seguridad de la compañía privada, Mynor Ronaldo Padilla, ordenando su inmediata libertad.

>> Guatemala: cuando los revolucionarios le temen a la revolución

La CIJ considera que durante el proceso se dieron una serie de irregularidades que evidencian que la impunidad impera en los "numerosos hechos de violencia y muertes" a líderes comunitarios y campesinos por problemas derivados de la conflictividad agraria, la explotación de recursos naturales o la construcción de hidroeléctricas.

"Este caso demuestra la impunidad que impera en Guatemala y los obstáculos que encuentran las comunidades indígenas en el ejercicio de derecho de acceso a la Justicia", proclamó Cadena, quien afirmó que, en la mayoría de los casos, no es posible aclarar la verdad porque hay "personas poderosas involucradas y los jueces las protegen".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.