• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 15 septiembre 2015

Según sondeos, los griegos escogerán entre las propuestas progresistas de Syriza y las políticas de privatizaciones de Nueva Democracia.  

A cinco días de llevarse a cabo las elecciones anticipadas en Grecia, luego de que Alexis Tsipras renunciara como primer ministro, crecen las expectativas sobre el futuro de este país europeo. El Gobierno resultante de los comicios del próximo 20 de septiembre deberá lidiar con una compleja situación económica que también ha llevado a la nación a una crisis social. 

Syriza busca acabar con la austeridad 

El partido del ahora ex primer ministro Alexis Tsipras lidera las encuestas en Grecia a pesar de la dimisión de su líder, quien ha prometido “liberar” a su país de la austeridad. A su juicio, esa lucha fue emprendida en enero con el objetivo de acabar el clientelismo político -intercambio extraoficial de favores- que ha caracterizado a los anteriores gobiernos. 

Combatir la corrupción, acabar con la burocracia, reducir el desempleo a través de la contratación temporal, recapitalizar los bancos por medio de un paquete de inversiones que supera los 35 millones de euros son apenas una parte de las promesas realizadas por Tsipras como parte del programa de gobierno de Syriza. 

Es la inyección de liquidez a través del plan propuesto por la Comisión Europea el punto clave para mejorar la inversión en el país que debió recurrir a un tercer “rescate” financiero, el cual significó una serie de recortes sociales para los ciudadanos griegos. 

Lea también: Tsipras reitera en debate sus diferencias con los conservadores

En ese sentido, Tsipras ha hecho especial énfasis en negociar con los acreedores la reducción del gasto público que significó acceder a un tercer “rescate”. 

Durante su participación en el debate del lunes ante su principal contendiente, Vangelis Meimarakis (Nueva Democracia), Tsipras dejó bien claro que no recurría a un Gobierno de coalición con esa fuerza, puesto que el objetivo es que en Grecia exista “un gobierno progresista”.

En sentido general, el plan de Gobierno propuesta por Tsipras el 7 de septiembre pasado incluye 10 puntos claves enfocados en fortalecer la inversión, favorecer las condiciones sociales y económicas y mejorar el acuerdo con los acreedores.

EL DATO

El tercer plan de “rescate” se aprobó el 13 de julio último en Bruselas. El monto del mismo es de 86.000 millones de euros, en un plazo de dos años. 

Nueva Democracia y el regreso de la derecha

Este partido de centro-derecha es liderado por Vangelis Meimarakis, el cual ocupa el segundo lugar en las encuestas por un margen de 0,5 por ciento, según un sondeo divulgado por Action24. 

La reciente popularidad de Meimarakis y su formación, que fue derrotada en enero pasado por Syriza, se debe al escepticismo que ha generado en varios sectores del país el nuevo acuerdo con los acreedores. 

Aprovechando esa coyuntura, el líder de 61 años y su partido conservador han planteado la “necesidad de restaurar la confianza perdida” en Grecia. 

Al igual que el partido de izquierda, promueve la creación de fuentes de empleo como parte de su programa de Gobierno. Sin embargo, ha declarado que de llegar a asumir el liderazgo en Grecia, se implementarán nuevas privatizaciones, entre una serie de reformas que se profundizarían tras el nuevo “rescate”. 

Lea también: ¿Por qué Grecia va a elecciones anticipadas? 

Meimarakis, quien cuenta con una amplia trayectoria en la política helena, ha significado para los sectores conservadores de su país una nueva esperanza para el resurgimiento de la derecha en el Parlamento griego, debido a su persistente objetivo de formar una coalición, incluso con el mismo Syriza. 

Pese a las fuertes críticas personales hechas en contra de Tsipras, el líder de Nueva Democracia espera que éste acepte formar parte de una alianza gubernamental. 

Sin embargo, pese a que se ha acercado al partido de izquierda en los sondeos, Nueva Democracia sigue siendo la misma fuerza que primero pretendió rechazar los recortes impuestos por la troika, pero a partir de 2012 aplicó estrictamente las "políticas de austeridad" exigidas por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional.

Posibles escenarios

Desde que Tsipras anunció su renuncia la oposición en Grecia ha movido sus piezas para establecer una coalición. 

Nueva Democracia y PASOK son los principales protagonistas de esa alianza que busca regresar la derecha al poder en Grecia. 

"Hemos demostrado a lo largo de estos años que cuando es por el bien del país, para salvaguardar su lugar en la zona del euro, estamos dispuestos a cooperar" fueron las declaraciones de Meimarakis al portal de Bloomberg. 

El partido Nueva Democracia espera que las alianzas permitan llegar a un consenso sobre los acuerdos que representan el tercer rescate. 

Algunas encuestadoras dan empate entre los principales partidos, otras como el sondeo realizado por Metron, afirman que Syriza se alzará con 33 por ciento pero, que de igual forma necesitaría forjar alianzas con al menos una organización política. 

Expertos opinan que el partido To Potami sería la coalición ideal por la flexibilidad de esa formación, que en anteriores oportunidades ha expresado su respaldo a la gestión de Tsipras. 

El neonazismo cobraría fuerza 

De acuerdo con el instituto Bridging Europe, del 5 al 7 por ciento de la intención de voto apunta a Amanecer Dorado, un partido neonazi que se ha mostrado en contra del ex primer ministro Alexis Tsipras, y que sin tapujos ha revelado su deseo de echar a los inmigrantes, en un país que recibe un elevado número de refugiados debido a los conflictos que se viven en Medio Oriente. 

Lo que ha llamado la atención es que la intención del voto de ese porcentaje sea de personas entre 18 a 24 años de edad, hecho que ha sabido aprovechar el partido extremista, debido al aumento del desempleo juvenil. 

En medio del panorama actual, la formación ultraderechista deberá mantenerse como la tercera fuerza política, incluso a pesar de que su cúpula es sometida a un proceso judicial acusada de esconder una organización organización criminal de corte y estructura nazi.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.