• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las etnias Maya, Huasteca y Náhuatl son las afectadas por la plantación de soja genéticamente modificada.

Las etnias Maya, Huasteca y Náhuatl son las afectadas por la plantación de soja genéticamente modificada. | Foto: Facebook

Publicado 6 agosto 2015

En 2009, el Gobierno de México autorizó la siembra de soja transgénica a Mosanto, una de las empresas más grandes del mundo de semillas genéticamente modificadas, que producen daños nocivos al ser humano. 

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, y su Gobierno se ven nuevamente involucrados en un abuso y violación de los derechos de comunidades indígenas. Esta vez por negar a las etnias Maya, Huasteca y Náhuatl una consulta libre antes de dar permiso a la transnacional Monsanto para la plantación de soja genéticamente modificada.

Leer aquí: Indígenas mayas protestan en México contra la violencia

La comunidades ultrajadas por el Gobierno mexicano están situadas en al menos seis estados de ese país. Éstas no tuvieron oportunidad de tener una "consulta libre, previa e informada" debido a "actos y omisiones" de servidores públicos "que otorgaron a una empresa el permiso" para la liberación al medio ambiente de ese cultivo, reportó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en un texto publicado este jueves.

La CNDH indicó que “se trata de un caso en que se acreditó la violación al derecho humano a la consulta” en 2012.

El señalamiento del organismo también fue dirigido a la Sagarpa y a la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente modificados (CIBIOGEM).

Los indígenas denunciaron que en el estado de Yucatán, el polen que recolectan sus abejas "está contaminado por la presencia de transgénicos". Alegan que ésto puede poner en riego sus exportaciones de miel a la Unión Europea (UE).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.