• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 2 abril 2016

Tras conocer la orden de detención, el exsecretario de Transporte, Ricardo Jaime, se entregó voluntariamente para que las autoridades efectúen las indagaciones pertinentes sobre las presuntas acusaciones que se le imputan. 

El exsecretario de Transporte, Ricardo Jaime, se entregó este sábado en una sede de la Policía Federal de la provincia de Córdoba, luego de que el juez Julián Ercolini emitiera un orden de detención a su nombre y al de su exasesor, Manuel Vázquez, para investigar la supuesta acusación de fuga de dinero por la compra de trenes a España y Portugal en 2005.

>> Pérez Esquivel: sacar a teleSUR de Argentina es una censura abierta

El político de tendencia kirchnerista, al enterarse de la orden de captura en su contra, se entregó en la sede policial del barrio Nueva Córdoba, quien con la más absoluta calma, con una simple mochila al hombro y hablando por el celular, entró al edificio de la Policía Federal.

Tanto Jaime y Vázquez deberán esperar en sus celdas hasta el lunes, para ser trasladados a los tribunales de Comodoro Py, Buenos Aires, y ser interrogados por Ercolini.

>> Periodista argentino Brieger denunció que buscan despedirlo

Cabe acotar que la orden de detención llegó a media noche ante el fiscal federal Enrique Senestrari y al juez Ricardo Bustos Fierro, orden que fue emitida a última hora del día desde el juzgado de Ercolini con "carácter de urgencia".

El juez federal también prohibió la salida del a Juan Pablo Schiavi, sucesor en el cargo de Jaime, por la misma causa que los dos primeros, pero este comparecerá ante los tribunales el 8 de abril. 

>> Macri ordena quitar cuadros de Kirchner y Chávez en Casa Rosada

En contexto

La causa por la que se detiene a Ricardo Jaime investiga una compra de trenes realizada en 2005 a España por 200 millones de euros y a Portugal por 20 millones de euros, mediante la supuesta compra a sobreprecios de material que no servía, según la Auditoría General de la Nación, por los que los vagones se encuentran arrumbados en depósitos ferroviarios como chatarra; y se acusa tanto a Jaime como a Schiavi, ambos exsecretarios de Transporte, de tener pleno conocimiento del deterioro de esa flota ferroviaria.

Todas estas acusaciones se realizan sin mayores pruebas. Desde su llegada al poder Maurico Macri ha ordenado la suspensión de programas con tendencia kirchnerista, ha emprendido políticas de persecución a periodistas reconocidos por su posición política, cerrado medios de comunicación contrarios a su política de Estado, calificado las manifestaciones populares permitidas en Argentina hasta antes de su período como "situación de emergencia" e incluso ha sacado los cuadros de Néstor Kirchner y Hugo Chávez que fueron colgados en el Salón de los Patriotas de Casa Rosada por la exmandataria Cristina Fernández.

Su política de erradicar cualquier vestigios de la época kirchneristas en Argentina sigue en pie, según analistas. 

>> Autoridades policiales allanan casa de ex periodistas de Télam


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.