• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Muestra de imágenes inéditas sobre el programa médico internacionalista de Cuba para las víctimas de la catástrofe nuclear de Chernóbil 1986.

Muestra de imágenes inéditas sobre el programa médico internacionalista de Cuba para las víctimas de la catástrofe nuclear de Chernóbil 1986. | Foto: EFE

Publicado 26 abril 2016



La exposición recuerda cómo fue el recibimiento de Cuba a los niños ucranianos y sus posteriores tratamientos médicos tras estar contaminados con materiales radiactivos.

En Perú fue inaugurada la primera exposición de los niños víctimas de  la explosión nuclear en Chernóbil (Ucrania), ocurrida en abril de 1986,  y que fueron enviados a Cuba para ser tratados médicamente entre 1990 y 2011.

La exposición está a cargo de la documentalista visual Sonia Cunlife y coincide con la conmemoración de los 30 años del accidente más grave de la historia nuclear en el mundo.

>> Cuba ofrece tratamiento médico a 800 niños de Chernóbil
 
La reconocida documentalista peruana se unió a la periodista cubana Maribel Acosta para investigar sobre la visita que realizaron los niños ucranianos con el objetivo de ser atendidos por los médicos cubanos, por lo que indagó en medios impresos de Cuba como Granma y Juventud Rebelde para obtener documentos que reviven ese momento.

Para Acosta este fue un gran acto de solidaridad por parte del Gobierno cubano al ofrecerles a los niños toda atención necesaria que requería para el momento sin ningún costo alguno.  

La idea de la exposición surgió de la documentalista debido a que realizó un viaje a Cuba y aseguró que existen muchachos curándose de las emisiones radiactivas en Tarará (Cuba).

La exposición se realiza en el centro de Lima. Las fotografías están complementadas por dos elementos: la música compuesta especialmente para la ocasión y las voces reales de los niños de aquella época que forman parte de un archivo que tuvo acceso la artista.

>> El desastre nuclear que dejó a Chernóbil en radioactividad

La composición de la música es acreditada a J. Fernández Acosta, basada en el libro Voces de Chernóbil publicado en 1997 por la escritora y premio Nobel de literatura la bielorrusa Svetlana Alexiévich, en el cual relata la conmocionante historia del fatídico accidente.

Las exposición cuenta con 120 fotografías, videos e información relevante de algunos periódicos que circulaban en esa época.  Fueron colocadas alrededor de la Iglesia Santo Tomás de Aquino para que puedan observarse y ser parte de esta gran historia.

En una de las gráficas aparece el niño Alexander Lupashko, se encontraba en una cabina de aislamiento en Cuba, tratando de comunicarse con sus familiares que se encontraban en Ucrania. 

El Gobierno cubano llamó esa labor Programa de Atención de Chernóbil, contruyendo un recinto hospitalario solo para los niños afectados de Chérnobil, teniendo como objetivo mantener bajo un estado óptimo y saludable a todos los pequeños provenientes del país europeo.

>> Ucranianos marcharon para conmemorar a víctimas de Chernóbil

El dato 

Parte de la terapia consiste en tomar el sol y bañarse en la playa de Tarará. Los niños son tratados con melagenina desarrollado por el doctor cubano Carlos Miyares Cao , ayuda a regenerar la pigmentación de la piel, y también utilizan  pilotrofina, que facilita el crecimiento del cabello. 

En contexto
El desastre de Chernóbil fue el peor accidente nuclear de la historia e incluso liberó aproximadamente 500 veces más material radiactivo que la bomba atómica de Hiroshima.
El accidente de Chernóbil, como se le conoce al desastre medioambiental en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, es considerado junto al de Fukushima en Japón, como el más grave en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares.
Cuatro años después de la catástrofe llegaron a territorio cubano los primeros niños que recibirían una asistencia médica de alta profesionalidad. El plan de rehabilitación tuvo un gran impacto en la salud y recuperación de los menores, muchos de ellos pertenecientes a familias de bajos recursos que no podían pagar el tratamiento médico en Ucrania por su alto costo.
El programa estuvo suspendido en 2012, pero fue reiniciado por el líder Fidel Castro ante el reconocimiento de Ucrania a los logros de esta nación en la curación de muchos niños.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.