• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las personas con menos recursos son más sensibles ante los acontecimientos que los rodean.

Las personas con menos recursos son más sensibles ante los acontecimientos que los rodean. | Foto: Reuters

Publicado 2 marzo 2017

De acuerdo con los estudios psicológicos publicados en la revista NYMag, las personas con menos recursos y las que tienen más oportunidades ven el mundo desde un punto de vista distinto a pesar de estar viviendo la misma circunstancia a su alrededor.

 

Una investigación científica revelada recientemente indica que las personas con mayor ingreso socioeconómico ven la vida y a sí mismos de forma diferente a como lo hacen aquellos con menos recursos. 

El estudio liderado por Michael Varnum, especialista en neurociencia de la Universidad Estatal de Arizona en Estados Unidos (EE.UU.) analizó el cerebro de 58 personas en 2015.

La investigación consistía en que los participantes debían completar un formulario sobre su clase social, estilo de vida y nivel de educación, antes de ingresar a una sesión de electroencefalografía, donde se les mostró una secuencia de caras con diferentes expresiones, al mismo tiempo se les pedía buscar algo más, mientras eran examinados y así calcular su capacidad de percepción ante un contexto común.

>> Científicos dicen que jugar fútbol podría provocar demencia

Los resultados arrojaron que los participantes de mayor ingreso socioeconómico se clasificaron a sí mismos como más empáticos, cuando en realidad sucedía lo contrario, mientras que sus respuestas neuronales al dolor de los demás eran mucho más bajas.

Varnum y su equipo encontraron evidencias que sugieren que las personas de las clases sociales menos favorecidas tienen un sistema de neuronas espejo más sensible.

Estas neuronas son responsables de imitar las cosas que experimenta otra persona. “Nuestros sistemas cognitivos, el grado en que están en sintonía con otras personas en el medio ambiente se ven afectados por nuestra propia clase social”, resalta el científico.

Otro estudio, publicado el pasado mes de octubre analizó la capacidad de prestar atención entre clases sociales distintas. Un equipo de investigación liderado por Pia Dietze, de la Universidad de Nueva York, midió la afinidad de los participantes con personas o cosas en tres experimentos diferentes.

Resultó que las personas más adineradas pasaban menos tiempo mirando cada objeto individual y se distraían más fácilmente.

También los participantes de la clase trabajadora pasaban un 25 por ciento más tiempo en cada imagen que sus compañeros de clase media alta. Lo que significa que las personas de la clase trabajadora y sin muchos recursos eran más rápidas en detectar los cambios ocurridos a su alrededor que los que tienen más recursos.

>> Estudio revela que las expresiones faciales no son universales


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.