• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Científicos estadounidenses quieren conocer las propiedades de la Civamax.

Científicos estadounidenses quieren conocer las propiedades de la Civamax. | Foto: EFE

Publicado 23 marzo 2016

Estados Unidos ha mostrado su interés por la vacuna cubana contra el cáncer de pulmón, para desarrollar la experimentación y ensayos clínicos en el territorio estodounidense.

Tras el acercamiento entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba, laboratorios médicos y centros de investigación estadounidenses han mostrado interés por los avances médicos cubanos, en especial por la vacuna contra el cáncer (Civamax)

El Centro de Inmunología Molecular de Cuba (CIM) y el Instituto del Cáncer de Roswell Park de Búfalo (Estados Unidos), firmaron un acuerdo para terminar de desarrollar una vacuna contra el cáncer de pulmón, el objetivo es lograr que la Civamax, empiece ensayos clínicos en Estados Unidos y sea finalmente aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de este país (FDA, por sus siglas en inglés).

>> Cuba sigue dando muestras de avances en materia de salud 

Según la directora del Instituto Roswell, Candace Johnson  el CIM aceptó ceder la documentación sobre la vacuna para que el instituto sea el que presente la solicitud ante la FDA para iniciar la experimentación y ensayos clínicos de le Civamax en los próximos siete meses.

Algunos científicos han afirmado que la vacuna cubana no ataca de forma directa el tumor, sino que está diseñada para atacar una proteína que los tumores liberan en la sangre, haciendo que el cuerpo libere anticuerpos y estimule una hormona que fomenta el crecimiento celular, evitando la metástasis.

El el equipo de Roswell Park cree que pueden explorar las propiedades de la vacuna para tratar otros tipos de cáncer.

>> EE.UU. se interesa por vacuna cubana contra cáncer de pulmón 

En contexto

La vacuna contra el cáncer de pulmón (Civamax) fue desarrollada tras 25 años de trabajo de científicos cubano, desde el año 2011 el medicamento se distribuye de forma gratuita en la isla.
Después del brote de dengue en 1981, que afectó a casi 350 mil cubanos, el Gobierno estableció el Frente Biológico, iniciativa que atrae el interés estadounidense por la ciencia cubana y que antes le permitió a Cuba tener sus propias vacunas para la meningitis B y la hepatitis B, y desarrollar anticuerpos para que los transplantes de riñón no sean rechazados.
Los avances científicos y médicos cubanos han sido reconocidos mundialmente por la Organización Mundial de la Salud.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.