• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Este es nuestro octavo año trayendo las tarjetas de San Valentín a esta cárcel de inmigrantes, porque estas tarjetas representan la solidaridad de nuestro pueblo", dijo el líder del proyecto, Jordan García.

"Este es nuestro octavo año trayendo las tarjetas de San Valentín a esta cárcel de inmigrantes, porque estas tarjetas representan la solidaridad de nuestro pueblo", dijo el líder del proyecto, Jordan García. | Foto: EFE

Publicado 13 febrero 2017

"El amor no conoce ni fronteras ni murallas", fue el lema de las tarjetas, iniciativa coordinada por la filial local del Comité de Servicios de Amigos Americanos (AFSC).

Cientos de tarjetas de San Valentín hechas a mano fueron entregadas este lunes a migrantes retenidos en una cárcel privada al este de Denver en el estado norteamericano de Colorado. 

"El amor no conoce ni fronteras ni murallas", fue el lema de las tarjetas, iniciativa coordinada por la filial local del Comité de Servicios de Amigos Americanos (AFSC), incluyó además cartas escritas por hijos de personas alojadas en el Centro de Detención GEO, en muchos casos esperando ser deportados.

"Este es nuestro octavo año trayendo las tarjetas de San Valentín a esta cárcel de inmigrantes, porque estas tarjetas representan la solidaridad de nuestro pueblo con los jornaleros, los detenidos", dijo un miembro de AFSC, Jordan García, a cargo del proyecto.

>> Android ofrece cinco aplicaciones para celebrar San Valentín

García explicó que solo aceptan tarjetas hechas a mano porque su elaboración es una reflexión sobre la situación de los afectados por las actuales leyes de inmigración, y por lo tanto, una expresión de "profunda conexión" entre esas personas y sus familias.

La iniciativa busca crear conciencia en los ciudadanos de Denver sobre la existencia de un centro privado de detención, que puede alojar 925 personas y que recibió multimillonarios subsidios de la municipalidad local y un contrato anual con el Gobierno federal de casi 2 millones de dólares.

"Creemos que es el momento de terminar con esta monstruosa industria de las cárceles privadas que se llena los bolsillos con nuestro dolor. Es hora de terminar con la práctica de hacer dinero separando familias", agregó García. 

>> El Daesh ordena matar en el Día de San Valentín


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.